martes, 31 de marzo de 2009

Fragilidad

Thrombocid pomada varias veces al día masajeando las zonas magulladas. Iburpofeno cinfa 600 mg -comprimidos- tres veces al día (en las comidas). Paciencia. Algo de descanso, if possible.

Anoche, volviendo a casa en bicicleta por el carril rojo que en el País Vasco llamamos bidegorri me dieron un porrazo considerable. De hecho las dos bolsas que llevaba en el manillar salieron despedidas varios metros por los aires, yo caía al suelo, la rueda delantera quedó textualmente como un ocho. ¿Qué paso, exactamente?

No sé decirles. Un crío (de unos... ¿doce años?) en una bicicleta de esas con el asiento muy bajito, casi pegado al suelo, pegó un salto desde la carrera a la acera en la que está montado el carril de bicicletas y me embistió frontal y brutalmente. Seis segundos después... ¡se dio a la fuga! No recuerdo su cara, sólo recuerdo que llevaba una cazadora negra, exactamente del mismo tono que los hematomas que tengo por casi todo el cuerpo. Tranquilos, estoy bien. Sé que me aprecian y se van a preocupar y esa no es la intención del post.

Les aseguro que iba tranquila rigurosa y formal por el carril derecho del bidegorri atenta a lo divino y lo humano aunque no a los fenómenos paranormales como el que me ocurrió. Las personas que vieron la escena le gritaron al chaval, me ayudaron y estuvieron un rato conmigo. Los caballeros se esforzaron por arrancar los frenos delanteros incrustados en las llanta de la rueda para que, al menos, girara y pudiera llevarla rodando hasta el garaje de mi casa. El primer hombre no lo consiguió aunque se llenó las manos de grasa, igual que yo. El segundo desmontó media bicicleta y le estaré eternamente agradecida porque liberó la rueda delantera. Un encanto de persona.

Somos frágiles. Eso es lo único que hoy quiero compartir con ustedes. Tantos desvelos profesionales, disgustos, aprendizajes, lecturas, auto exigencias de perfección...Tantas zarandajas y un día cualquiera al atardecer puedes dejarte la sien sobre el asfalto porque un ser inmaduro ¿descerebrado? arremete con su inconsciencia contra ti. Frágiles, de carne y hueso, limitados, imperfectos.

Sigo viva, entera: he venido a trabajar. Doy gracias por todo ello.
El cielo precioso sobre la bahía. Azul arriba, azul abajo. Movimiento de nubes arriba. Movimiento de olas abajo. Quería contárselo. Por favor ¡¡ no se tomen la vida tan en serio !! No somos nada, nada: Una mota de polvo en el universo. Frágiles.

5 comentarios:

Elida Peñalver- Coach dijo...

Vaya, siento el accidente.

Efectivamente, te enseña que la vida no hay que tomarsela tan en serio como a veces la tomamos.

...Eso si, discrepo en una cosa: en eso de "no somos nada". ¡¡En tu caso no es verdad!! jejeje. Eres muy valiosa, ...aunque acabes con la sien en el suelo y los frenos de la bici rozando peligrosamente tu dentadura.

¡¡Un besazo enorme, amiga!!

aitor dijo...

Bienvenida al club de los que tenemos mas vidas que un gato.....y estamos aqui para contarlo. yo de esto se mucho y cada vez que me "asusto" valoro mas cada minucia, cada momento...
Bueno felicidades , me algro mucho que estes bien..
SI QUE SOMOS FRAGILES, somos TANTO y TAN POCO.....
Zorionak.

Isabel Sales dijo...

Querida Azucena, siento tu accidente pero me alegro enormemente que estés bien (dentro de las magulladuras de rigor). Y te admiro por seguir sacando aprendizajes de cualquier situación que cualquiera definiría como negativa y se perdería en ella.

Y cuanta razón tienes!!! Sí, somos muy frágiles, pero viviendo envueltos en todas esas "zarandejas" como tú llamas se nos olvida. Uff!!! No sabes qué oportunamente he leído tu post ¿Seguro que no lo has escrito para mí? ;-)

Un abrazo cariñoso!!

P.R. dijo...

Me alegro de que estés bien y me quedo con una frase: "no se tomen la vida tan en serio". Disfruten, rían, canten, bailen, viajen,amen a propios y extraños, lean,trabajen lo justo, coman y beban...porque el espectáculo, señores, tiene fecha de caducidad.

Socrates dijo...

Deseo que tus heridas estén ya mejor.

Por cierto, pasaste parte al seguro de la bici? ;)

Lindo pensamiento, como siempre un placer leerte.