viernes, 2 de octubre de 2009

Funambulismo

Vuelve a habitarme la bruja chamánica que soy. No se asusten, tranquilos, sigan leyendo (por favor) les explico. Durante casi un mes he estado enredada en una noria de preparación de conferencias, entrevistas para la prensa, infinitos Emails con las instituciones que propiciaban-apoyaban-acogían los actos y -después de su realización- con el tsunami de interés despertado por el Coaching como una poderosa herramienta empresarial (tema de la ponencia).

Para el diminuto ser humano que soy (para la empresaria-bonsái que soy) ha significado dormir poco y mal, bastante tensión acumulada en la mandíbula y los hombros, cero tiempo libre para familiares y amigos, escaso margen para ir y venir a pie o en bicicleta, poca lectura, mente con tres o cuatro pantallas abiertas a la vez, cuaderno saturado de listas diarias de gestiones a realizar... Guaggg... me agoto tan solo con recordar. Exitoso (desde luego) agradecida a la vida (infinitamente) contenta (mucho) y sin embargo... En el ejercicio existencial de funambulismo que todos practicamos, había perdido mi equilibrio in-out.

He recuperado la bruja chamánica y feliz que soy. No se asusten, tranquilos, sigan leyendo (por favor) les explico. Vuelvo a sentirme ligera tras mi sesión matinal de estiramientos -un cóctel personal de Pilares, Yoga y Chi-Kun- que me deja como nueva; vuelvo a canturrear en mi bicicleta mientras me dirijo a la terraza sobre el mar donde tomo mi cortadito en vaso y leo las últimas publicaciones de mi sector; vuelvo a dormir como un osito de peluche. Aquí esta de nuevo la magia del vivir de la empresaria-bonsái, del pequeño ser humano que soy. ¡Qué contenta! Es como si hubiese recuperado mis huesos, mi piel y sobre todo mis alas. Ligera de equipaje... como los hijos de la mar -que decía el poeta.

1 comentario:

Mari Cruz dijo...

Enhorabuena Azucena me ha encantado tu blog y tu coraje de emprendedora, si te parece bien te voy a linkear a mi blog porque considero que eres un gran referente para las que comenzamos.
Nos une que somos mujeres, creemos en el coaching y tenemos una gran motivación.

un abrazo. mari cruz