domingo, 1 de noviembre de 2009

Liderazgo y Creatividad

Entrevista exclusiva a Robert Dilts para los lectores de este blog.
El conferenciante, escritor, coach y referente internacional de la Programación Neurolingüística (PNL), Robert Dilts, pasó tres días en Madrid invitado por el Instituto Potencial Humano y Ser In Motion. Ambas organizaciones consiguieron reunir a un centenar largo de personas que durante más de veinte horas de entrenamiento absorbieron tanto los conocimientos clásicos de la PNL como las últimas reflexiones, y hallazgos de un profesional que no cesa en su investigación de metodologías que propicien el cambio hacia un mundo "al que las personas deseen pertenecer".

Robert Dilts (1955, Estados Unidos) llegó el primero al auditorio y se marchó el último mostrando en todo momento una energía casi ilimitada, un elástico sentido del humor, una impecable profesionalidad y unos conocimientos holísticos que ensambla una y otra vez entorno a la columna vertebral de la Programación Neurolinguística -su fortaleza y marca personal de los últimos treinta años-.

Con traje y nicky blanco el primer día, traje y nicky negro el segundo, sostuvo en vilo a ciento treinta profesionales a los que apenas concedió diminutas pausas durante las cuales se volcaba en firmar ejemplares de sus más de veinte libros publicados (y traducidos a otros tantos idiomas) y en acceder a fotografiarse con las personas que lo solicitaban. Sonriente, amable, cálido y cercano, encarnó el modelo referencial del profesional que vive "en su zona", desde "su zona".




P. ¿Sería tan amable de explicar el concepto "vivir en la zona" al que otorga tanta importancia? Vivir en tu zona es estar centrado, respirar profundamente -mucho más allá de los niveles de supervivencia-, estar conectado a tu visión, misión, valores y creencias y vivir con un propósito de contribución que va más allá de ti mismo. Y claro... vivir en tu zona implica también cuidar tu cuerpo físico. Antes de comenzar este seminario he estado haciendo jogging durante más de una hora por el Retiro (parque de Madrid), un lugar que me encanta. Para vivir en la propia zona es fundamental acompasar la mente cognitiva (lineal-racional) con la mente somática (cuerpo-emociones) y el campo (relaciones-entorno). Cualquier profesional del Coaching ha de vivir y ejercer desde "su zona", en un fluir acompasado con el cliente, con apertura y escucha no sólo auditiva sino energética y corporal.

P. ¿Qué conexión tiene esta idea con la creatividad y liderazgo? Es imposible liderar la propia vida, la de otros, o ser creativo, si no se parte de ese estado básico que es "vivir en tu zona". Todos tenemos registrada la imagen de Bolt en los últimos juegos olímpicos: una atleta relajado, que fluye, que tiene sentido del humor, que está cómodo consigo mismo, con su cuerpo, sus habilidad y desafíos. Digamos que el "vivir en tu zona" es como una condición previa al ejercicio de la creatividad y el liderazgo.

P. ¿Qué entiende usted -exactamente- por liderazgo? Bueno... un líder es alguien que está presente, que es percibido como alguien con Presencia (energía, centramiento, apertura... etc.). Por otro lado el liderazgo es la capacidad de expresar a otros una visión, de influenciarles para que logren resultados, de animarles para que cooperen entre sí como un auténtico equipo. Además un líder ha de ser un modelo, alguien que inspira. Según el diccionario Marrian-Webster liderazgo significa "guiar en un camino, especialmente ir por delante". Así que el liderazgo tiene que ver con ir primero e influenciar a otros tanto con las acciones propias como con las palabras.



P. Algunos lectores del blog están interesados en la profesión de Coach ¿qué enseñanza tiene para ellos? La más importante es que vivan Centred (C) -centrados- Open (O) -abiertos- Aware (A) -despiertos- Connected (C) -conectados a sí mismos- y Holding (H) -preservando su propia energía y bienestar, viviendo desde la zona de excelencia-. Si junta todos los concepto tendrá la palabra COACH. Por otro lado, para mi el Coaching es como la fórmula del agua H20...el cliente es el hidrógeno y el Coach es el oxígeno -o al revés- y lo que se obtiene en mucho más que la suma de las partes: es el agua. En los componentes separados ya está todo, sin embargo se crea algo exponencial, mejor. Eso es el Coaching, un proceso generativo.

P. ¿Cuál es el papel del Coach en los equipos, las empresas y las organizaciones? Bueno... tanto cuando se trabaja individualmente como cuando se entrena a un equipo, el Coach aporta energía al campo, directamente: con su presencia, con sus palabras, preguntas etc. El Coach puede estar atento al equilibrio o desequilibro entre el Ego y el Alma del equipo o de la organización. El Ego pueden ser los accionistas, la búsqueda de los beneficios, la ambición, el enfoque cortoplacista, las posturas reactivas... mientras que el Alma es la misión por la que la empresa fue creada: para producir bienes o servicios que aporten a la sociedad, con un sentido profundo, un propósito a veces de trascendencia. El alma es más pro-activa, es largoplacista etc. Si el Coach está centrado, si ejerce desde "su zona" y si está abierto, captará el desequilibrio del sistema y con sus preguntas o propuestas podrá hacerlo ver al equipo para que decida qué quiere hacer...

P. Por último, ¿cuál es la aportación de la creatividad en todo esto? Verá... una de las personas a las que con mayor detenimiento he estudiado es Walt Disney y su metodología de trabajo. En los edificios Disney había siempre una Sala de los Sueños en la que sólo se podía fantasear e imaginar nunca criticar o poner pegas... En las empresas quizá pudiera hacerse algo igual. Los equipos Disney tamizaban todos los proyectos en tres fases: la soñadora de la que le hablado; la realista, en la que entre todos decidían cómo iban a llevar a cabo las películas, los libros etc. y la fase crítica en la que ponían toda su atención en los fallos, las mejoras necesarias, las imperfecciones etc. para lo que se encerraban en la Sala de Sudar. Algo interesante que merece la pena reseñar es que los equipos Disney jamás permitían que las fases se mezclasen entre sí. En la soñadora, sólo soñar... en la realista, explorar muchas opciones para descubrir cómo hacer... y en la crítica, poner el foco en mejoras, retoques y detalles. En los equipos de empresa puede ser estratégico aplicar esta "imaginería" que es como lo llamaba Walt Disney, una mezcla de imaginación e ingeniería.


Yo creo que en este momento las dos herramientas para crear un mundo al que nos guste pertenecer son el liderazgo y la creatividad y en ambos campos los Coaches tienen mucho trabajo por hacer. Sin olvidarse de vivir en su zona de excelencia, centrados, abiertos.

2 comentarios:

Iñaki Pérez dijo...

¡Qué maravilla!, gracias por publicar esta entrevista, el mejor resumen de ese fin de semana y la mejor guía para cualquiera, fantástico.
Gracias, gracias, gracias.

Mari Cruz dijo...

Gracias, no pude asistir y es todo un detalle de colaboración y compartir lo vivido.

Un abrazote. mari cruz