sábado, 24 de abril de 2010

Inteligencia Emocional de Chapman

Hace unos meses me incorporé a la Agencia Vasca de Innovación, Innobasque, (Centro Tecnológico de Zamudio, Vizcaya) algo que vivo como un honor por lo que me vuelco en participar activamente en varios grupos de investigación. El martes el gran Sabino Ayestarán compartirá los resultados de un proyecto reciente que lidera en la Universidad del País Vasco titulado Equipos de Innovación. Estar cerca de Sabino, escucharle, ver con qué humildad y profundo conocimiento se expresa es uno de esos lujos que no se compran con dinero.

Dos días después, Ricardo Sánchez Cano (presidente de ISPA) * dirigirá una sesión de supervisión para Coaches en activo alineada con las últimas tendencias centro europeas. Por la tarde participaré en un equipo multidisciplinar entorno a la comunicación interna del Consorcio de Inteligencia Emocional en el que también se integra otro equipo de trabajo denominado Coaching, un Estilo de Liderazgo, al que pertenecemos una docena larga de compañeros, Ricardo y yo misma entre otros.

Estos grupos -denominados taldes- están formados por personas profesional e intelectualmente muy cualificadas que comparten conocimientos, tiempo, energía, risas y contactos generosa y altruistamente lo cual es muy bello y enriquecedor para mí, razón por la que asisto en detrimento de mi jornada laboral, o de mi inexistente ocio. Les confesaré que al principio el término inteligencia emocional me resultaba un poco resbaladizo y merengue en el contexto productivo-empresarial a pesar de haber leído todos los libros de Daniel Goleman, divulgador del concepto. Con posterioridad -poco a poco, inducida por la fascinación del discurso de mis compañeros- he comenzado a reflexionar y a leer. Esta mañana, en la página 67 de Brújula para navegantes emocionales (Elsa Punset) he hallado un párrafo que referencia al doctor Chapman ** para quien existen cinco maneras básicas de expresar amor: a través del contacto físico, compartiendo tiempo de calidad, haciendo regalos, con actos de servicio, y a través de las palabras.

Viéndolo de esta manera, las personas que integramos el Consorcio de Inteligencia Emocional estamos bien ubicadas ya que, en cada encuentro, practicamos las cinco especialidades: nos saludamos con efusivos abrazos o apretones de manos (contacto físico); compartimos el poquísimo tiempo que tenemos; nos regalamos artículos, libros, revistas, enlaces de webs y contactos; intercambiamos infinitas palabras oralmente y por Email, y deseamos ardientemente volcar todos los hallazgos a la sociedad en un acto de contribución y servicio. Cinco lenguajes y un sólo destino: el Consorcio de Inteligencia Emocional.

* ISPA Instituto de Supervisores Asociados (España).
** Dr. Chapman, autor de Los cinco lenguajes del amor.

3 comentarios:

VA.Coaching Marcando Posibilidades dijo...

Odisea 12
Aceptar la Diferencia.
Aceptarnos, esta dificil tarea que pocos saben practicar y que muchos desconocen en el día a día laboral, familiar, en la calle, etc.
Sólo se trata de aceptar la diferencia; que el otro existe con su vida y que la misma te puede regalar otras miradas, otros sabores, otros pueblos, otros vientos...
Mirando al frente o de costado, el silencio se esparce susurrando que eres tu, el primero que tiene que dar el paso y practicarlo, mostrar que aceptas desde el corazón, y con el lenguaje, y con el cuerpo, y con la mente...
Vamos!!! propònete aceptar el 100% y la ecuación quizás se una devolución del 10%, del 20%, que luego de un tiempo la ponderación subirá. La formula = aceptar la diferencia.

Abrazos
Andrea

VA.Coaching Marcando Posibilidades dijo...

Odisea 13

Anular
Odiar
incriminar
Matar... la diferencia.
Fuertes, fuertes palabras: - muy fuertes para mi lenguaje, pero tan ciertas y amenzantes que hay eventos que las mismas cobran vida propia, conviven en nuestra sociedad y nos recrean en lo chiquitos e inmunes que somos: -ejemplo a las diferencias. Muchas veces no comprendo los sentires que llevan a que las mismas crezcan, se anuden a nuestros tobillos y gargantas, apoderándose del discurso, creyendo que esto es la verdad...y no se deja abierta otras puertas, al menos para escapar.

Andrea



de vivir con nuestros sentires... amores, odios o

Sara Cobos dijo...

Que magnifica contribución, será muy enriquecedor para los que aportais y será un regalo para toda la sociedad. Es una forma eficaz de transformar nuestro mundo.
Sobre el libro de Elsa Punset, es una joya, así como su proyecto que es realmente poderoso.

Gracias por recordarnos las distintas formas de AMOR.

Abrazos!!