viernes, 4 de abril de 2014

Oikos, la Sociedad 4.0


No sé si todos los caminos llevan a Roma, como dice el sabio refranero español. Tampoco si tras aprender el uso del martillo es cierto que ves clavos por todas partes... la cuestión es que durante los últimos meses mucho de lo que leo, pienso, escribo, recuerdo, reflexiono y comparto atraviesa la médula espinal de dos términos: consciencia y atención. 




Venía siendo habitual que ambos conceptos (y sus ramificaciones) fueran expulsados con violencia del mundo empresarial como si se tratase de un doloso herpes genital. 

Varias generaciones han considerado habitual que la consciencia y la atención fuesen expulsadas del paraíso de la política (poder) y las finanzas (economía), ejes sobre los que ha pivotado el planeta y sobre los que todavía ingentes masas de personas creen que seguirá haciéndolo. Creen...

Sin embargo, en medio del caos mundial, algunas señales esperanzadoras se alzan en el horizonte... Entre otras, la voz de Otto Scharmer,  profesor del MIT-USA y fundador del Presencing Institute

Aunque son muchas las propuestas inspiradoras que revelan las 284 página de Leading from the emerging Future (Liderando desde el futuro que emerge) hay dos términos que sustentan el hilo argumental como poderosas columnas jónicas: la consciencia y la atención como elementos esenciales en la vertebración política y económica de la Humanidad que haga posible la emergencia de un nuevo orden mundial.

Se acabó la dicotomía. El prestigio de Scharmer, su influencia y contactos internacionales, así como el poderoso y bien articulado discurso intelectual (entorno a la Teoría U), están haciendo posible que los hasta ahora expatriados del mundo empresarial (consciencia y atención) ocupen ¡precisamente! el centro de una nueva matriz liderada por ciudadanos libres (un tanto alejados de "estructuras" como el estado o la nación).

Fue Aristóteles quien habló por primera vez en la Grecia antigua de Oikos, un conjunto de bienes y personas  que priorizan el bien de todos por encima de cualquier otra consideración. 

Veinticinco siglos después, Otto Scharmer retoma la fuerza de lo colectivo frente a lo individual y propugna transitar del Ego-System al Eco-System (la sociedad 4.0) y lo plantea como la única alternativa a la actual crisis mundial. ¿Cómo hacerlo? Con consciencia y atención plena en el vivir y trabajar. ¡Ufff!! Qué alivio después de tantos años de presentar estos conceptos como incompatibles con la cordura y la profesionalidad. Por fin ¡hemos llegado!