martes, 7 de octubre de 2014

La escucha como esencia de la comunicación



Valentía para Hablar
y
Humildad para Escuchar


"Valentía para hablar y humildad para escuchar" es la recomendación de Jorge Mario Bergoglio a la curia, los creyentes y la iglesia. Pero... si me lo permite su Santidad, es una de las claves del liderazgo transformacional, de la comunicación inter-dependiente en el seno de los equipos, y de la calidad en las relaciones humanas.


Valentía para Hablar
y
Humildad para Escuchar


2 comentarios:

Javier Gomez dijo...

Hoy leo hasta aquí, siendo uno de los spot más corto, es el que más me llevo a mi mundo interior, HUMILDAD PARA ESCUCHAR, desde que llego el coaching a mi vivir, minuto a minuto en mi trabajo fui de a poco siendo “escucha” si tendría que cuantificarlo diría que soy un 30% mejor escucha, hay días que no tengo ganas de escuchar, o que reniego uffff otra vez escuchar a esta persona, en esas situaciones sale mi conversación interior y me digo a mi mismo estas para eso para escuchar, mírale el rostro, su mirada, su corporalidad, TODO DICE “solo quiere que lo escuches”, y no es algo fácil, ahí me sale mi humildad (no con todas las personas y en todo momento, pero cada situación ayuda a que en mi crezca esa humildad), así que me acodo mejor, pregunto ¿arreglo el mate? y hacer el acompazamiento a la persona y me dispongo a aprender a escuchar. Gracias Azucena por tu contribución.

Azucena Vega Amuchástegui dijo...

Escuchar crea un espacio para que el otro se expanda, desarrolle, exprese y encuentre SU PROPIA VERDAD, así como su fuerza y talento. Es un bello oficio el de escuchar en resonancia con lo que se muestra y se calla, se intuye y se siente. Finalmente escuchar es todo un acto de magia y creación de lo que hay, de lo que es. Gracias Javier Gómez.