miércoles, 29 de abril de 2015

Conexiones Improbables


Algunas veces y algunos días las neuronas -mis neuronas- despiertan del letargo producido por el cansancio, la falta de nutrientes, los golpes del destino, la nausea de Sartre y otros nihilismos al uso y/o en desuso.

El caso es que hay días, algunas semanas, en los que las neuronas funcionan de maravilla y pasan del blanco grisáceo de la motocicleta al amarillo chispeante del seiscientos alcanzando la cromática gama de la vida de una manera singular y ofreciendo (de paso) creaciones dignas de consideración. Conexiones improbables.






Hoy ha sido uno de esos momentos singulares en los que el arcoiris ha sobrevolado la realidad que acontece y su apariencia monocolor llenando de alegría las horas, las calles, los espacios y la mente -donde quizá todo acontece antes de ser vivido-.

Para empezar he trabajado en Bilbao. La mañana ha transcurrido en el despacho propiciando en los clientes momentos disruptivos que provocan ¡precisamente! conexiones neuronales que hacen posible aproximar sueño y realidad hasta fundirse en un solo fotograma amarillo chillón como el de la fotografía -tomada de un anuncio callejero en la Plaza Moyúa de la capital vizcaína-.

El mediodía ha sido un puro estallido de inspiración con el pretexto de explorar la viabilidad de la idea de negocio de unas amigas. Nos hemos reunido en la casa de una de ellas donde hemos compartido un refrigerio, vino blanco, risas y el proyecto -aun en fase beta- en el que las cuatro hemos puesto lo mejor de nosotras mismas resultando un conglomerado de talentos, experiencias y enfoques complementarios que han desatado un torrente de adrenalina en el que se han fundido las horas y el queso de la fondue.

Ya en el autobús de regreso a casa he retomado la lectura de un libro publicado hace apenas tres semanas por Conecta -que ya he catalogado como de lo mejorcito de la última década- y que recomiendo a todas las personas con alguna capacidad de influencia en la estrategia empresarial de su organización. Tiene 205 páginas, un formato de 19 X 12 centímetros (cabe realmente en un bolsillo), lo han escrito Marcel Planellas y Anna Muni y se titula: Las decisiones estratégicaslos treinta modelos más útiles.




Hay días -hoy- en los que las neuronas funcionan de maravilla y ordenan los inputs de la jornada en un puzzle coherente y singular que ofrece algunas pistas para más y mejor contribuir a la transformación del potencial de las personas y las organizaciones ¡en cromática realidad! Continuará.