miércoles, 3 de junio de 2015

The Global Innovation Day


El Global Innovation Day se ha celebrado hoy en el Palacio Euskalduna de la capital vizcaína reuniendo a una constelación de agentes atraídos por las tendencias mundiales en innovación como las moscas a un panal de rica miel.

Y aunque los datos no reflejan con exactitud la realidad se aproximan a retratarla así que comparto con ustedes algunas cifras. Se han realizado treinta y nueve talleres y cuarenta y un txokos al mismo tiempo que se explicaban diez proyectos en formato showcase y desplegaban veintisiete ponencias.




Tras los acristalados muros del Palacio Euskalduna fluía la ría casi limpia a su paso por la capital y algunos patos ponían una nota de color en el Nervión porvocando una sonrisa en los participantes del Global Innovation Day, una jornada lúdico-formativa-social que merece gratitud hacia Innobasque, la Diputación Foral de Vizcaya, Universidad de Mondragón y el resto de patrocinadores que la hacen posible en su esplendor y complejidad. 

Uno de los ponentes que más me ha gustado ha sido Fran Chuán -speaker at Thinking Heads y colaborador de IESE- quien ha presentado las conclusiones del primer estudio realizado en España sobre la cultura de la innovación en el que han participado 69 empresas y más de 9.000 empleados. 


Sembrar, regar, abonar... ¿estrategia agrícola? 
¡No! Innovación empresarial centrada en las personas


Chuán se ha mostrado tan humilde como competente y si bien la totalidad de su ponencia ha sido jugosa, sintetizo algunas ideas buscando la practicidad-aplicabilidad para los lectores.

Para generar una cultura de la innovación en las empresas es necesario conjugar tres elementos: -afirma el profesor del IESE- espacios físicos y virtuales con reglas propias de la innovación + una estrategia de innovación alineada con la estrategia corporativa + un liderazgo estilo coach-mentor ,algo que se puede aprender.



Entre los conferenciantes estaban Pilar Jericó -a quien conocía de algunos proyectos anteriores-y Josie Gibson, un genial descubrimiento para mi. Gibson está convencida de que para conseguir un cambio mundial a gran escala es necesario que los líderes trabajen en red provocando transformaciones globales y ejerciendo un papel de "catalizadores del cambio" algo que -nuevamente- ¡se puede entrenar!

Josie me ha contado que si bien un quince por ciento de los líderes son "catalizadores" de manera natural, el resto de los directivos han de formarse en competencias que incrementen el compromiso de los trabajadores con la tarea y la empresa en su conjunto.  


Sólo un 13% de los trabajadores contemporáneos 
está totalmente comprometido con su empresa 



¡Una gran jornada! en compañía de grandes profesionales que inspiran el cambio que se resiste atrincherado en su zona de confort junto a la pereza e inmovilismo. 

Al final de la tarde los patos seguían en la ría del Nervión, las tribus volvían a sus casas, los cuadernos estaban repletos de apuntes, y la lista de "tareas pendientes" rebosaba paciente hasta mañana que será otro día ¡y traerá sus desafíos!