sábado, 23 de julio de 2016

Construir Equipos ¡Transformar Organizaciones!



Hace once días que no escribo en el blog. ¡Mucho tiempo para una apasionada del bello arte de compartir! 

Es cierto que algunos proyectos se han agolpado en el despacho absorbiendo la totalidad de mi tiempo. Sin embargo, la verdadera causa es la fragmentación: el picoteo de mi mente camaleónica que se mimetiza con la complejidad del entorno.

Fragmentación que exige atención a numerosas actividades y personas al mismo tiempo e intensidad. ¡Y mira que soy apañadita en la gestión de las prioridades! pero hay épocas en las que casi todo salta por los aires.

Desde el año 2012 me propongo trabajar media jornada durante los meses de verano. Hasta ahora no lo había conseguido y soñé con lograrlo en 2016. Soñé y planfiqué. Soné y fracasé y todavía sigo buscando la piedra filosofal que me permita media jornada. ¿Lo conseguiré?    

La cuestión es que ¡por fin! el sábado propicia un remanso y escribo -que es mi manera de reflexionar-.



La naturaleza
favorece la armonía de los equipos de trabajo.



Cuidar a los profesionales... 
¡Estrategia de las "organizaciones que aprenden"!



Las preguntas abiertas propician oportunidades infinitas
¡también en el contexto laboral!



Las empresas ¡son conversaciones!
Conversar es -sobre todo- escuchar.



Reforzando el ángulo ciego del liderazgo:
¡la consciencia!


He de ser radicalmente honesta: con frecuencia disfruto tanto mi trabajo que deja de serlo para convertirse en una actividad en la que las personas se afanan por aprender, enseñar y compartir lo mejor de sí mismas agigantando el potencial de las organizaciones. Pero ¡claro! han de darse algunos requisitos y cabe preguntarse cuáles son...

Sentirse cuidados por su empresa + Estar persuadidos de que existe un equilibro entre el dar y el recibir + Ser escuchados en sus necesidades + Contar con medios para realizar su tarea en plenitud + Coherencia de los líderes + Tener claro el propósito + Transparencia en la comunicación interna + Ser consultados cuando las decisiones les atañen + Sentido del humor (ligereza) + Entorno natural + El uso de "tecnologías blandas" que propicien la desnudez en la búsqueda activa de soluciones y ... ¡¡la diversidad!! 



  
En Usategieta (Guipúzcoa) se ha evidenciado por enésima vez que la diferencia de modelos cognitivos, enfoques existenciales, fortalezas para abordar la tarea, diversidad de cultura, formación o carácter es un tesoro para las organizaciones que integran talentos y personas. Ya lo dijo Meredith Belbin en la Universidad de Oxford



Tú no eres como yo, no piensas como yo
y no actúas como yo pero ¡juntos! vamos más lejos.


Cierro el post muy contenta ¿Por qué? Una vez más el ejercicio de la reflexividad -pararse, analizar y recapitular- ofrece su recompensa: descubro que si bien no estoy cumpliendo con mi planificación (rebajar la jornada laboral durante el verano) estoy disfrutando al máximo y siento infinita gratitud por los clientes-empresa que hacen posible mi aprendizaje de campo sobre el terreno en el que contrasto lecturas, teorías, formaciones, consejos de mentores, metodologías, experiencias previas, hipótesis y hasta diseños de un futuro esperanzador...