lunes, 20 de febrero de 2017

El lider impacta en la motivación del equipo



La empresa es uno de los nueve puntos de acupuntura que propone la Teoría U para sanar la tierra, abordar el punto de ciego del siglo XXI y liderar desde el futuro que emerge.

El punto ciego del liderazgo es la consciencia y el punto ciego de las empresas es liberar el potencial de los equipos  en cuyo entrenamiento estoy volcada desde hace quince años y constituye una sana obsesión. ¿Obsesión? ¿Sana Obsesión? Si, porque me permite constatar que la construcción de equipos transforma las organizaciones productivas.

La empresa como un punto de acupuntura que propicia liderar el futuro que emerge + la creación de equipos como palanca del cambio intencional, son los ejes sobre los que pivotan mi tiempo y energía ya que entroncan con mi vocación de "agente del cambio".

En este marco referencial entreno a lideres y equipos en las propias empresas, sobre las propias tareas que les atañen, acompañando procesos reflexivos que propician certeros diagnósticos de situación y toma de decisiones con un liderazgo compartido y transformacional que desarrolla a los profesionales y agiganta los resultados que se alcanzan "más rápido y mejor" en palabras de Joan Navarra -general manager en AISI- quien participa activamente en el curso que imparto en Bilbao-.  


  



"Los profesionales dan más y más rápido"  -afirma Joan- y añade: "... he comprendido que los líderes nos convertimos en factores de motivación extrínseca para nuestros compañeros y estoy decidido a influir positivamente en el ánimo de los trabajadores porque yo me iré, pero ellos quedarán y la actividad de la fábrica seguirá adelante...".

Aunque solo conozco a Joan desde el pasado mes de noviembre -cuando comenzó el curso en Bilbao- compruebo su rápido aprendizaje e integración conceptual de lo que abordamos. Por ejemplo: que si bien la aptitud (conocimiento) suma, la actitud (motivación) multiplica,  o también que la motivación puede ser intrínseca (depende 100% de uno mismo) o extrínseca (depende de factores diversos, entre los que se encuentra nuestro jefe directo).  Dado que ocupa un rango alto en la pirámide organizacional está decidido a ser un factor motivacional extrínseco positivo para sus compañeros.  

Cuando los alumnos y yo nos despedidos alguien recuerda que en liderazgo es realmente práctico aplicar un concepto que vimos hace un par de meses: primero hay que fluir (estar bien con uno mismo) para poder confluir (con los demás) e influir en la empresa. Fluir + Confluir + Influir. Hermoso mi oficio y ¡grandes mis compañeros de viaje!

  

2 comentarios:

Sara Vijandi dijo...

Enriquecedor post, Azucena. Nos alegra tomar parte en este viaje de transformación empresarial y comprobar que fructifica tan rápido. Desde la Escuela de Negocios BBTS, estamos encantados de compartir este momento de inflexión.

Atentamente,

Sara Vijandi
Responsable de comunicación de Grupo Implika-BBTS

Azucena Vega Amuchástegui dijo...


Querida Sara ¡no tienes precio como oteadora! Gracias por asomarte al blog. Un abrazo, desde San Sebastián.