domingo, 26 de febrero de 2017

Mujeres que corren con lobos



Cada vez que una mujer alcanza la cima de su oficio coloca una piedra en el sendero del triunfo profesional, aún difícil para media humanidad. Coloca una piedra con un triple efecto dominó: se convierte en un modelo referencial para las generaciones presentes y futuras; testifica que ¡es posible!, y equilibra la balanza del talento del lado de quien lo posee con independencia de que sea hombre o mujer.

Algunas mujeres se convierten en iconos, como Erica Jong (en 1973) cuando publicó Miedo a Volar del que se han vendido 23 millones de ejemplares en 40 idiomas. La escritora influenció mi juventud, también mi madurez -cuando leí su exitoso Miedo a los Cincuenta-, e intuyo que inspirará mi vejez con el libro que saldrá a la venta en marzo de 2017: Miedo a morir (editorial Alfaguara). 

Otras muchas mujeres han sembrado el camino de piedras blancas -o huellas en el sendero- y algunas las tenemos tan cerca ¡que emociona!

Marian Sierra -propietaria de la empresa TAG Troqueles- e Isabel Busto -directora general del Grupo I68- recibirán el próximo día 9 de marzo en el aquarium de San Sebastián los premios ASPEGI correspondientes a la mejor empresaria (*) y mejor directiva respectivamente. Tengo el honor de haber trabajado con ambas y de reconocer en estas profesionales algunos rasgos inspiradores que aplico a mi propia carrera en los momentos de flojera. 




La trayectoria de Marian e Isabel pudiera titularse como el libro de Clarissa Pinkola Estés, Mujeres que corren con lobos, ya que su biografía ha estado jalonada de dificultades que les han obligado a fortalecer la musculatura de combate por la supervivencia y el bienestar propio y de los suyos (hijos) lo que con frecuencia se convierte en un potente motivador para levantar el día a día de la fábrica (Marian) y el despacho (Isabel).

Uno de los equilibrios que más admiro en ambas es el que mantienen entre feminidad-vulnerabilidad-fortaleza al sostener el timón de la nave empresarial con criterio, estrategia, coraje y lucidez.

En la entrega del premio estará otra mujer-referente, Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, así como el diputado General de Guipúzcoa, Markel Olano, y el alcalde de San Sebastián, Enejo Goia, y estarán sobre todo ellas -las protagonistas- rodeadas de un puñado de amigos. ¡Ojalá nos veamos el día 9 de marzo de 2017 en el aquarium de San Sebastián para celebrar y compartir! 



(*) Junto con Marian Sierra e Isabel Busto también será galardonada la empresaria Contxu Uzkudun, de Minimil.