lunes, 6 de octubre de 2014

Utópicos Aterrizados


Casi todo es efímero. Aunque algunas pulsiones permanecen. Los lectores del blog, por ejemplo, abandonan la bitácora tan pronto dejo de alimentarla con nuevos contenidos. ¡Lógico! internet rebosa de vídeos, fotos, blogs, webs y debates hasta el punto de que me resulta milagroso que unas 1.500 personas se asomen al blog cada mes. 

Concluyo que el flujo de lectores es cambiante (casi efímero), en tanto que la pulsión de compartir permanece como una obsesión cuyos únicos requisitos son tener un poco de tiempo y energía, y algunas ideas pululando por el desfiladero de mi cerebro hasta que se precipitan y alcanzan ciertas sinápsis que necesito escribir cuanto antes. Así que ¡voila! aquí me tienen de nuevo.

La niña de la imagen conversa con Mafalda, un personaje de ficción que nació hace ahora cincuenta años de la mano de Quino. Mi amiga argentina Andrea Roxana me hace llegar varias fotografías del ilustrador y el personaje. Todas son bellas y tiernas. Elijo la que están viendo porque la niña muestra su alma candorosa en una actitud de total presencia mientras pregunta a Mafalda por su amiga Libertad (otro personaje de Quino). Y dado que la niña tiene una tortuga, quiere saber cómo ha hecho Mafalda para que le dejen pasearla con una cuerdita por la acera del vecindario.




A mi entender hay una parte de nosotros que jamás debiera marchitarse: la capacidad de sorprenderse y disfrutar de la magia de la vida, por ejemplo ante el encuentro fortuito con un mendigo (vestido de verde) que parece flotar sobre el empedrado un viernes por la mañana después de haber leído las páginas de economía de Expansión y Cinco Días y antes de una jornada con dos equipos multidisciplinares del cuarto sector.




Nunca debiéramos perder la capacidad -y el deseo- de soñar despiertos, ni dejar solos en el mundo de la utopía a los poetas, escultores, revolucionarios, músicos, pintores, monjes, filósofos o idealistas. Yo me sumo al club de los "utópicos aterrizados", término que escuché por primera vez a Joaquin Lorente ¡y me encanto! Joaquín está considerado uno de los publicistas españoles más influyentes de los últimos cuarenta años y en sus genes (y trayectoria) tienen mucho de soñador.

Utópicos Aterrizados S.L. ¡sería bonito que existiese un pool de proyectos-empresas-profesionales adheridos a la utopía que brega por hacerse un hueco en la materia! Numerosas metodologías, autores, universidades y movimientos ciudadanos están produciendo materiales que alimentan la esperanza alcanzable de un mundo mejor: Felder, Scharmer, Belbin, Hayashi, Senge, Piketty y Moliní que promueve en Madrid un encuentro para Utópicos Aterrizados, personas que no renunciamos al alma, a la ingenuidad, y al anhelo de trans-formar el mundo en un lugar inclusivo y mejor para todos.