lunes, 15 de julio de 2019

Liderar = Freir el pollito del miedo



Faltan dos semanas para el curso Liderazgo en Femenino que impartiré -junto con Miren Gabantxo y Esther Torres- en la Universidad del País Vasco (Palacio de Miramar, San Sebastián), así que me afano por focalizar el mensaje que quiero transmitir. 

Tengo la mesa llena de libros, carpetas, apuntes, papeles... y desde que se anunció el curso recopilo todo lo que encuentro del mundo de la empresa y el liderazgo. Mucha información a la que quiero dar auténtico sentido desde la experiencia de cuarenta años de vida laboral por cuenta propia y ajena.





Las plazas del curso se completaron en dos semanas (lo que se considera un éxito al ser la primera vez que se realiza) y hubo que abrir una lista de espera. Ahora toca colmar las expectativas.

Para ajustar el contenido he repasado la lista de asistentes y descubierto que tendremos en aula un tercio de profesionales de la administración pública, un tercio de emprendedoras-empresarias-profesionales que trabajan por cuenta propia y un tercio por cuenta ajena. Parece trazado con tiralíneas en una representación a escala de la población activa de nuestro entorno con la peculiaridad de que algunos asistentes provienen de otras comunidades autónomas (Galicia, Aragón...).

Considero que liderar es alcanzar el máximo desarrollo de tu potencial y -en este sentido-  el liderazgo hay que aplicarlo en primer lugar a la propia vida. Quizá después se pueda liderar a otros, e incluso llegar a impactar a nivel planetario como algunos de mis referentes: Frederic Laloux, Sir John Whitmore, Otto Scharmer, Alain Cardon, Shinoda Bolen o Brené Brown. Tres fases que durante el curso explicaré como: fluir (con uno mismo), confluir (con los demás) e influir (a la totalidad).




El liderazgo de la vida implica conectar con tu propósito-vocación (anhelo del alma), transformarlo  en un objetivo y diseñar un plan de acción que te permita alcanzarlo. Parece fácil pero no lo es porque los adultos aceptamos como propias muchas "creencias limitantes" de nuestro entorno social. Creencias limitantes como "no eres creativo" y entorno social que nunca te animó a emprender, por ejemplo.

Vivo este curso como una  nueva y apasionante aventura en la que habrá teoría (40%), práctica (60%), dinámicas en aula,  construcciones colectivas (paneles) y alta participación en un taller que aspira a ser un espacio de exploración que se regirá por un decálogo que comparto: No juicio + No prejuicio + No miedo + No inercia + No imposibles + No victimismo + No pudor + No tristeza + No seriedad + No peso. ¿No peso? Sí, ¡alas para volar!


Vídeo relacionado. Evento Mujer y Emprendimiento en Tolosa (4 de julio de 2019). Organizado por Woman Sarea (Gemma Zelaia) con el patrocinio de la Diputación Foral de Guipúzcoa y Emakunde. Duración del vídeo: 2´20".

viernes, 12 de julio de 2019

Economía innovadora, verde e inclusiva



Una mujer arrolladora sobre el estrado de la sala de conferencias de Tabakalera, el Centro Internacional de Cultura Contemporánea de San Sebastián: Mariana Mazzucato, impulsora principal del Instituto para la Innovación y el Propósito Público, con sede en Londres. 

Doscientas personas -la totalidad del aforo- expectantes ante lo que se anunciaba como una conferencia de alto nivel intelectual, económico y político con traducción simultánea a cuatro idiomas: castellano, inglés, euskera y el idioma universal de los humanos que permite comprender la actual asimetría entre los "productores" (makers) del mundo y los "consumidores" (takers) o -como prefiere Mazzucato- entre making y taking, acepciones verbales que apuntan a la posibilidad de cambiar los desequilibrios planetarios.

La investigadora, profesora y escritora acaba de publicar El valor de las cosas -quién produce y quién gana en la economía global-.




¿Por qué es importante la teoría del valor? Como apreciamos en la slide que utilizó la ponente, podemos abordar el "valor" a partir de sus componentes: desigualdad, PIB (GOP en inglés), gobernanza de las organizaciones, precio de las medicinas, control de datos digitales y rol del estado. ¿Qué propone la experta para salir del atolladero mundial en el que nos encontramos? Sugiere que re-pensemos el concepto "creación de valor" vinculado al crecimiento innovador, verde e inclusivo.



Un propósito en el centro de la economía mundial


Cada palabra de Mazzucato va cargada de contenido. Imposible resumir todo su conocimiento en un post. Rescato una idea de alta intensidad: cuando las empresas sacan demasiados beneficios (que no invierten en la organización para subir el precio de las acciones) se vuelven estériles (no reproducen valor) lo que provoca efectos colaterales como el incremento de la productividad que no se traduce en incremento salarial. La investigadora afirma que "... Los estados y las empresas están poniendo tiritas ante los problemas que tenemos, hemos de pensar la manera de co-crear juntos una nueva realidad...".

Salgo de la sala antes de que termine su intervención. Oigo las últimas palabras de Mazzucato: Hemos de crear una economía orientada por un propósito. Me quedo con eso: un propósito en el eje de todo proyecto público o privado, empresarial, gubernamental... Un propósito. ¡Lo compro! Me lo llevo puesto. 



Video relacionado. Duración: 12 minutos. La CNN entrevista a Mariana Mazzucato.

viernes, 5 de julio de 2019

Redes Sociales ¿Bendición o Maldición?



Tolosa (Guipúzcoa) reunió a un puñado de mujeres que corren con lobos. Algunos hombres acompañaron la aventura: Joanillo, Luis, Mario, Joseba... Las silenciosas invitadas del mural del Bide Bide contemplaban la escena. Al principio con curiosidad,  más tarde con asombro, y al final cómplices con las palabras e imágenes que acompañaron los relatos de los asistentes: largos, cortos, fríos y calientes, como el día: 35 grados en la plaza del pueblo y 16 en la sala donde pudimos compartir experiencias vinculadas a la vocación, ese instinto que algunas personas seguimos hasta materializar en un proyecto rentable, sostenible y transformador. 




¿Qué tienen en común una profesional del visual thinking, la propietaria de una tienda de lanas, una facilitadora del cambio organizacional y una dibujante de viñetas?

Mi ponencia fue la primera y durante ese tiempo volqué toda mi atención en compartir mi experiencia emprendedora de una manera tierna, honesta, basada en evidencias, arropada con algunos datos relevantes y tratando de no perder el hilo cada vez que el power point se desconectaba de la red eléctrica... Creo que estuvo bien porque despertó el interés de los asistentes, hubo preguntas difíciles cuya respuesta exigió que movilizase todos mis recursos y me aplaudieron con ganas. Tras mi intervención pude dedicarme a escuchar al resto de las participantes tomando el pulso a algunas realidades que desconozco.

¿Qué tienen en común las ocho experiencias empresariales compartidas en Tolosa?




El trabajo por cuenta ajena aporta conocimiento del mundo empresarial con sus reglas tácitas y expresas. Transitar por organizaciones cuyas estructuras (y normas) nos vienen dadas resulta un excelente aprendizaje para abordar proyectos por cuenta propia.

Contar con un mentor experimentado es una extraordinaria ventaja competitiva que aporta valiosas orientaciones (atajos) a quienes emprenden (yo misma trabajo como mentora empresarial).

La financiación suele ser un escollo inicial que muchos emprendedores solventan de manera creativa: mediante el truque de servicios con otros profesionales, la recaudación de fondos de padres, tíos, primos y demás familia y -en menor medida- con apoyo bancario.

Curiosamente la mayoría de los testimonios son lo que yo denomino "empresas-bonsái": unipersonales o constituidas por tres o cuatro personas. 

Los negocios presentados tienen al frente a profesionales con coraje, resiliencia, gran capacidad de trabajo, instinto, versatilidad, pasión, conocimiento experto y una red de conocidos y amigos que alientan y apoyan sin los cuales la experiencia resultaría muy dura.

Quienes lideran un negocio sienten que no llegan al sin número de tareas que han de realizar y se añaden a los servicios que ofrecen. Este fue uno de los temas calientes de la jornada. Un emprendedor ha de saber hacer, hacerlo, contarlo, mostrarlo, embellecerlo y ser visible todo el tiempo en un sinfín de plataformas: Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter... ¿Cuándo trabajamos? -se preguntan la mayoría de los emprendedores-.

Si en las empresas grandes el mal endémico son las reuniones, en las empresas pequeñas la bestia son las redes sociales cuya voracidad amenaza con absorber todo nuestro tiempo y energía. Ahora bien, ¿es posible sobrevivir como autónomo, freelance o emprendedor sin visibilidad en redes sociales? Hará falta otra jornada para responder a esa pregunta que se quedó flotando en el aire de Tolosa, hermosa localidad guipuzcoana a la que volveré para ejercer de mentora en un proyecto al otro lado del puente, en Ibarra.


Post relacionado: Emprender es jugarse la piel.

domingo, 23 de junio de 2019

Trabajo en Equipo = Cuidarnos Mutuamente



Jueves 20 de junio de 2019. Las 19.00 horas. La sala del Impact Hub de San Sebastián aguarda la charla sobre el "Camino del Elder", el sendero de quienes aspiran a convertirse no solo en ancianos sino en sabios que facilitan el avance de otras personas hacia la armonía en el vivir y trabajar.

Cuando la sala se llena observo que hay algunos conocidos entre los participantes. Varios de ellos han andado un buen trecho en la seniority pero uno nunca sabe cuánto ha avanzado en sabiduría hasta que la vida le pone a prueba. Algunos de los participantes somos consultores empresariales siempre ávidos de actualizar nuestros conocimientos y de aprender nuevas dinámicas que propicien en aprendizaje experiencial. Es el caso, y en esa jornada jugamos una veintena de adultos en diferentes constelaciones.





¿Qué aprendemos de José Luis Escorihuela? Que liderar y cuidar son dos verbos que caminan juntos como el pie derecho y el izquierdo y que toda disyuntiva entre ambos ¡es falsa!

El dinamizador de la jornada tiende a la simplificación de la teoría de los sistemas cuya característica fundamental es la complejidad. Lo intenta con la pretensión de llegar a todos, de igualar el conocimientos universal que como humanos compartimos, pero somos diferentes y la diversidad -que aporta creatividad- es más difícil de gestionar. Le ocurre a Escorihuela y nos pasa a todos cuando facilitamos equipos de trabajo.

¿Más aprendizajes? Trabajar en Equipo es ser capaces de cuidarnos mutuamente, afirma una y otra vez el ponente. Le creemos, porque se corresponde con el anhelo humano de armonizar con el prójimo y con ese principio sistémico que recuerda la necesidad de equilibrio entre dar y recibir conocimiento, dinero o cariño.

Los grandes titulares son capturados por la mente sin reparo. Los casi infinitos pre-requisitos para que un conjunto de personas trabajen como un equipo (cuidándose mutuamente) permanecen relativamente ocultos en las dos horas del mini-taller.

Para cuidarnos los unos a los otros hemos de ser capaces de crear un espacio de seguridad en el que cada persona pueda mostrar su vulnerabilidad sin ser destrozada por los demás. Escorihuela le llama un espacio "sin máscaras". También es necesario que los líderes -aquellas personas con más energía e influencia- sean capaces de escuchar, aceptar la discrepancia y mantener el ego bajo control... 

Quienes deseen saber más del Camino del Elder puede asomarse a este video Ted (veinte minutos de duración).


jueves, 20 de junio de 2019

El cambio tecnológico deja perdedores



Atraídos por el prestigio de Sara de la Rica, el XVII Foro de Economistas de Guipúzcoa volvió a llenar el Kursaal (San Sebastián). La Catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco superó todas las expectativas.

Entre los contenidos de su intervención cabe destacar dos ideas: la sociedad digital deja perdedores (los trabajadores mayores) y las mujeres siguen sin elegir estudios STEM (vinculados a las matemáticas) porque les producen ansiedad. Merece la pena escuchar a Sara de la Rica en el vídeo cuya duración es de cinco minutos. 




Finalmente la Catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco menciona la necesidad de priorizar la formación y la gestión de las personas empleadas en el marco de los convenios colectivos. Datos, gráficas y conclusiones de la ponencia pinchando aquí.



martes, 18 de junio de 2019

Emprender es... ¡Jugarse la piel!



A los 30 años estaba en la cima de mi carrera profesional como responsable de informativos en Radio Televisión Española (RTVE), un sueño adolescente al que había dado forma estudiando una carrera mientras trabajaba a jornada completa y creaba una familia. Siendo algo bello, la persistencia hasta el logro se había llevado por delante la práctica totalidad de mi tiempo y energía. A ese siguieron otros logros hasta que en 1996 decidí abandonar el trabajo fijo por cuenta ajena siendo el primer miembro de mi familia que renunciaba a una nómina con plus de jefatura. No lo entendieron, no lo compartieron, y estaban persuadidos de que mi decisión era un craso error. ¿Por qué lo hice? 

Desconozco si al tomar la decisión tuve tan claras las razones que he ido analizando, razonando y dando sentido con posterioridad. 

En RTVE había alcanzado un techo de cristal ya que había llegado al tope del organigrama. Solo era posible escalar siendo un cargo político lo que me hubiera convertido en candidata a la dirección de la emisora en la que ya era jefa de informativos. Aunque entre mis pulsiones adolescentes estaba la de transformar el mundo, la política nunca fue una opción para mí, menos si cabe tras haber entrevistado a cientos de los primeros espadas de la transición española.

Limitada por el invisible -pero no imperceptible- techo de cristal, quise evitar el deterioro motivacional y cognitivo que hubiera supuesto permanecer 35 años más en el mismo puesto de trabajo, con los mismos desafíos profesionales, idénticos micrófonos, compañeros, vicios y manías. 

Ahora bien, siendo las anteriores razones de peso, lo que inclinó la balanza hacia mi desvinculación del trabajo fijo bien remunerado fue la insaciable sed de libertad e independencia que aún hoy me inspira. Libertad e independencia, dos motores que me hicieron saltar al vacío y -utilizando una expresión del ensayista libanés, Nassim Nicholas Taleb- me impulsaron a "jugarme la piel", título de la ponencia que compartiré el próximo 4 de julio en Tolosa en un acto patrocinado por la Diputación Foral de Guipúzcoa y Emakunde.




"Jugarse la piel" es emprender una actividad remunerada que te apasiona, plena de sentido, conectada a tu vocación, y asentada sobre tus habilidades, capacidades, conocimientos y experiencia. 

"Jugarse la piel" es hacer de tu proyecto una realidad tridimensional que aporte a la sociedad algo único que -en su modestia o grandeza- contribuya a la creación de un mundo mejor. 

"Jugarse la piel" es aplicar reglas profesionales que incluyan tanto vínculos transaccionales (hard) como relacionales (soft) donde las personas asuman las consecuencias de sus decisiones: riesgos y gloria por igual. 

"Jugarse la piel" es luchar por aquello en lo que crees, ahuyentando el miedo, corriendo con lobos, luchando por ti y por otros... 

"Jugarse la piel" es poner el alma en lo que haces cada mañana y cada tarde, cuando puedes y cuando desfalleces, porque hay algo trascendente en juego: un nosotros transpersonal y evolutivo que inclina el planeta del lado de la bondad.

"Jugarse la piel" también es detectar "ventanas de oportunidad", soñarlas o dibujarlas como hace Miryam Artola mi compañera-ponente de la jornada que organiza Gema Zelaia en el Hotel Bide-Bide de Tolosa y a quien cederé la palabra tras mi exposición. Continuará.




domingo, 16 de junio de 2019

Mujeres que hablan directamente al poder



Hace cinco años participé como ponente en un evento que organizó Bizzia en Tolosa (Guipúzcoa) con el objetivo de inspirar a emprendedoras de todos los sectores. El panel de participantes estaba configurado por mujeres que -de alguna manera- representábamos cierta diversidad sectorial así como diferentes momentos biológicos, especialidades, relevancia y estilo. La artífice de la jornada fue Gema Zelaia quien vuelve a contar con mi  modestia presencia en una jornada profesional que tendrá lugar el próximo 4 de julio también en Tolosa. En esta ocasión el eje central del encuentro pivota sobre el "desarrollo del talento y el poder personal".

Será el primero de dos eventos en los que participaré en el mes de julio de 2019 vinculados a las mujeres profesionales por lo que recopilo, leo, investigo y alcanzo algunos flashes de locura-cordura sobre los que construiré mis relatos.

Elizabeth Diller, la arquitecta transformó Manhattan (y la única mujer incluida en la famosa lista de personalidades influyentes de la revista Time), recuerda: "... mis padres se partían la espalda para que yo saliera adelante... nunca podré borrar mis orígenes (polaca inmigrante), es algo que me define para siempre...". 

Somos... ¿el compendio-legado de una saga familiar?




Mary Karr, escritora que arrastra una biografía dura -padres borrachos, violaciones, adicción a las drogas y al alcohol- y que da clases en la Universidad de Siracusa (Nueva York), considera imprescindible que las personas nos contemos nuestra verdad, aunque sea dolorosa.  En su caso le salvaron los libros, lo único que tenía para salir de un entorno infernal.

La verdad, como pre-requisito.



La profesora de filosofía en la Universidad de Chicago, Agnes Callard, entrevista a Margaret Atwood quien afirma que los consejos de quienes han llegado a la cima sobran porque "el conocimiento instrumental e impersonal no desarrolla al individuo. El conocimiento transformador solo es posible uno a uno, persona a persona, lo que exige dedicación y tiempo. Para impulsar a un profesional hay que considerar la idiosincrasia única de cada ser humano". Además -afirma la novelista- "... quienes han logrado el éxito en cualquier disciplina lo han conseguido por su singularidad: no han seguido las huellas de otros...".

En defensa de la singularidad. 




Finalmente me hago eco de una propuesta que Deborah Levy desarrollará el martes 18 de junio en el CCCB de Barcelona: "... Las  mujeres son el arquitecto de la felicidad de la familia; a menudo se olvidan de sí mismas; es necesario recuperar a Virginia Wolf y contar con una habitación propia para soñar, dibujar, escribir, coser y diseñar... La identidad - afirma Deborah Levy- no es algo estático, fijo, sino que se ve influida por el amplio mundo que nos rodea... Es importante que haya mujeres que se atrevan a hablar al poder...".  



Es importante que haya mujeres 
que hablen directamente al poder.



Eventos relacionados: Jueves 4 de julio de 2019, en Tolosa. Jornada matinal en el Hotel Bide Bide patrocinada la Diputación Foral de Guipúzcoa y Emakunde. Lunes y martes 29 y 30 de julio de 2019, en San Sebastián. Palacio de Miramar (cursos de verano de la Universidad del País Vasco). Aforo completo.

sábado, 8 de junio de 2019

Resultados Exponenciales = Interdependencia



Las organizaciones se juegan su futuro si no son capaces de asumir los cambios disruptivos que acontecen. Las empresas son personas, así que las personas se juegan el futuro de las organizaciones si no son capaces de transitar las cuatro fases de la llamada "Curva del Desempeño" -diseñada en 2017 por Sir John Whitmore, mi mentor-.


La curva describe cuatro fases evolutivas de menor a mayor desempeño, de menor a mayor posibilidad de supervivencia empresarial y de menor a mayor satisfacción profesional. Veamos cuáles son:

 El primer nivel se caracteriza por la aceptación pasiva de lo que acontece. El segundo nivel se caracteriza por la obediencia (seguimiento de las normas) y la obsesión por el control. El tercer nivel presenta un conjunto de profesionales talentosos, altamente cualificados (y con amplios egos) que operan de manera independiente. 

Por fin la "Curva del Desempeño" detalla un cuarto y último nivel -al que las empresas del siglo XXI debieran aspirar- que pone el foco en la interdependencia como manera de alcanzar resultados exponenciales derivados de trabajar juntos. Creo que resulta evidente que en la cuarta y última fase evolutiva de las organizaciones entra en juego el trabajo en equipo en el que vengo especializándome desde el año 2002.

Aunque después he completado mi formación, siempre vuelvo a John porque asentó en mí las bases para un trabajo de acompañamiento a las organizaciones que genuinamente aspiran a la triada de oro: resultados exponenciales + satisfacción del cliente + desarrollo de los profesionales. 




En 2019 participo activamente en la transformación de profesionales hacia el cuarto nivel (interdependencia) en una empresa líder mundial de la movilidad radicada en Zamudio (Vizcaya), en una empresa líder mundial en la fabricación de neumáticos radicada en Lasarte (Guipúzcoa) y en una empresa líder del sector de la automoción radicada en Zaragoza. En total más de cincuenta personas implicadas en los procesos con los correspondientes comités de dirección a la cabeza del cambio hacia la interdependencia uno de cuyos ejes consiste en la transición del ego al eco system, de los comportamientos excluyentes apalancados en el "yo" a los comportamientos incluyentes basados en el "nosotros". Equipos. Interdependencia.

Comparto conocimiento, casos, experiencia, secretos y atajos en una única jornada formativa el próximo 14 de junio de 2019, en Zaragoza. Información y matrícula pinchando aquí.  

lunes, 27 de mayo de 2019

Tiro al plato: disparen a los de cincuenta


Trabajo en algunos comités de dirección. Lo vivo como un lujo porque aprendo las peculiaridades de cada negocio, cultura empresarial y variopintos estilos de liderazgo. Quiero pensar que a cambio aporto mi granito de arena en la mejora del proceso de las reuniones y que algunas de mis propuestas orillan riesgos y crean oportunidades para las compañías que depositan su confianza en mí.

La privilegiada posición de observadora (no sometida a nómina) me otorga un muestreo de primera mano sobre lo que acontece en multinacionales, empresas familiares grandes y pequeñas, e incluso en alguna start up. Sin duda mi visión está sesgada por el tamaño de la muestra. Ahora bien... ¿Qué ocurre en las tripas de las organizaciones? ¿Qué puedo compartir que sea interesante sin desvelar la obligada y bella confidencialidad?

Tomaré solo un sesgo, un trazo del asunto: la edad de las personas, y analizaré -bajo el contraste de los datos- lo que podemos entender como una paradoja.




Los presidentes de algunas compañías en las que trabajo superan los setenta años, algo habitual si analizamos la composición de los órganos de gobierno de las 35 compañías que componen el selectivo bursátil Ibex 35. Tras una mañana de trabajo es frecuente que comamos juntos o que coincidamos en la cafetería y crucemos algunas frases. Los observo de cerca: tienen más de setenta años, cierto conocimiento, mucha experiencia y casi ilimitado poder e influencia en el negocio. 

Esas mismas personas aprueban planes de jubilación anticipada de directivos de cincuenta años que también tienen cierto conocimiento, mucha experiencia y -de un tiempo a esta parte- poco poder e influencia en el negocio. 

Bajo el pretexto de su torpe manejo digital se esconde la razón de sus despidos: los salarios de muchos directivos de cincuenta años son altos y fueron pactados en un contexto donde su nómina y privilegios eran vistos como una "inversión". En 2019 esos cualificados profesionales -que han traído a las compañías hasta el hoy- son personajes devaluados cuya nómina se analiza como un "sobrecoste" del que hay que prescindir. 


De inversión a coste, el cambio conceptual del salario directivo
impacta de manera relevante en las pre-jubilaciones.


La realidad viene mostrando que son sustituidos por alevines cuyo salario es un 40% inferior al del directivo saliente. Brutal. Lo sé. Y, sin embargo, se trata de la foto de lo que acontece. En el caso de no pertenecer a las élites que retrato (que pactan condiciones especiales de salida) la situación se torna dramática. Por tomar un dato de la última estadística del Ministerio de Trabajo y la OCDE: el paro de larga duración ha subido en España un 11,46 desde el año 2015 en los mayores de cincuenta años despedidos. Y creciendo... 

Tengo más de cincuenta años, sigo a pie de obra y no pienso jubilarme porque "mi trabajo me permite envejecer con dignidad". La frase es de Concha Velasco (80 años, actriz, en activo) pero la suscribo en plenitud.




Profesionales senior altamente cualificados son expulsados del mercado laboral. Artículo completo de El País pinchando aquí.

miércoles, 15 de mayo de 2019

El estrecho margen de la disidencia



A veces tengo que explicar a mis amigos en qué consiste mi trabajo y -aunque no es tarea fácil- intento simplificar. Eneko me preguntó la semana pasada qué hacía en un comité de dirección. Estábamos en una terraza esperando que nos sirvieran el café y el aire fresco del Cantábrico no invitaba al despliegue argumental.  Depende, todo depende -le contesté- como en la canción, y ambos nos reímos con la complicidad de quienes se conocen y saben que seguirás contando.

Cada comité de dirección es diferente al igual que lo es cada empresa, su modelo de negocio o política retributiva. Hay, sin embargo, una actividad que las empresas consideran valiosa y pervive de un comité a otro y de un sector a otro: se trata del feedback que aporto al cierre de cada encuentro, un volcado de observaciones -expresadas con la mayor neutralidad y precisión- que retratan las bondades del proceso, los profesionales y el equipo así como las posibles áreas de mejora.


Hay margen para la disidencia, pero es estrecho.


Esta práctica permite un continuum de mejora siempre que los directivos tengan la suficiente madurez para aceptar los aspectos críticos y humildad para ponerse a la tarea. Digamos que el pre-requisito es haber domado el ego y tener cintura para encajar una aportación que muestra un aspecto mejorable de nuestra conducta, estilo relacional, manera de comunicar...

Ante el feedback el consultor se enfrenta a un dilema ético que exige cierta dosis de coraje es para decir aquello que observa asumiendo el riesgo de que la incomodidad de alguno de los principales directivos le expulse convulsamente del sistema. Dicen querer feedback (y probablemente lo piensan) pero sin cambiar...

Dicen que soy buena con esto. Creen que tengo rayos equis en los ojos, antenas parabólicas en las orejas y una mano robótica que todo lo apunta para la reflexión última al cierre del comité. Vale, y no tienes abuela... je je… -me dice Eneko-.



La filósofa y ensayista Marina Garcés escribe: "... Somos individuos aparentemente libres pero atados a la búsqueda de sustento material, en cambio permanente. Por eso es muy difícil mantener disidencias y elaborar una crítica consistente. Hay margen, pero es estrecho...". 



Conferencia de Marina Garcés mañana, jueves 16 de mayo de 2019, en la sala Koldo Mitxelena de San Sebastián. Gratuita hasta completar el aforo. 19.00 horas. De interés.

domingo, 12 de mayo de 2019

Reuniones ¿Para qué? Informar / Obedecer / Aportar / Colaborar... ¿Decidir juntos?



Los teóricos afirman que las empresas llegan justo hasta el nivel de consciencia de sus líderes. También documentan el enorme potencial atrapado en los equipos disfuncionales. Ambas cuestiones se despliegan juntas en los sistemas productivos y configuran el núcleo central de mi trabajo: incrementar la consciencia de los líderes y construir equipos funcionales.

Si bien es cierto que la simplificación conceptual permite abordar realidades complejas, el ojo experto ha de mantener la mirada en el todo (la empresa) y considerar factores como: la propiedad, los principales órganos de gobernanza, el comité de dirección, las áreas de negocio... etc. Desde este gran angular adquiere sentido la presencia de las matrioskas en todas mis intervenciones ya que representan el uno que se integra -escala a escala- en el todo y el todo como gran contenedor.




Junto a la consciencia de los principales directivos y los equipos funcionales, aún falta una dinámica que vertebra la cotidianidad de las empresas: las reuniones de trabajo que -siendo necesarias- pocas veces resultan eficientes.

Quien convoca una reunión con pretensiones de eficacia tendrá que ocuparse de ciertas consideraciones tales como: quiénes participarán, por qué, para qué, en qué orden, dónde tendrá lugar el encuentro, durante cuánto tiempo, cómo se recogerán las conclusiones, quién se ocupará de redactar el acta, quién hará el seguimiento de los acuerdos, qué documentación será necesario hacer llegar a los participantes, cuáles serán los soportes que se utilizarán (proyector, pizarra...) si habrá invitados externos etc.



Clases de reunión: informativa, participativa, decisiva.

En las organizaciones evolucionadas 
las reuniones se convocan para decidir juntos.



Siendo cuestiones que impactan de manera relevante en la eficacia, todavía no alcanzan el núcleo que marca la diferencia de las reuniones como motor de la transformación empresarial. ¿Qué falta?  Falta que el promotor clarifique con precisión a qué invita a los profesionales convocados -algo que está directamente relacionado con el modelo de gestión de la empresa (propiedad, órganos de gobierno, estilo de liderazgo etc.)-. Entre las opciones se encuentran: invitar a una reunión para recibir información y obedecer órdenes, aportar conocimiento, colaborar o -en el caso de las organizaciones evolucionadas- invitar para decidir juntos.

En el siglo XXI, con profesionales altamente cualificados y alérgicos al autoritarismo,  invitar solo a obedecer es un sacrilegio empresarial por tres razones. La primera, para transmitir órdenes no es necesario convocar una reunión. La segunda, no poder aportar e influir en la toma de decisiones desmotiva a los profesionales. La tercera, la empresa se pierde valiosas aportaciones (innovación) al negocio.

Quien aspire a liderar reuniones eficientes ha de clarificar de antemano lo que espera de los participantes de manera que cada encuentro refuerce el triángulo de oro:  desarrollo de los profesionales, consolidación del equipo y transformación de la empresa.

De estas cuestiones va el taller "Reuniones Eficaces" que imparto una vez año, con metodología propia, altamente participativo y reiteradamente contrastado en más de trescientas empresas de todos los sectores productivos. En 2019 el taller tendrá lugar el viernes día 17 de mayo de 2019 en San Sebastián. Plazas limitadas. Información y reserva: azucenavega_coach@yahoo.es


Post relacionado pinchando aquí.
Post relacionado aquí.

lunes, 6 de mayo de 2019

¿Qué es la Comunicación?


Mañana imparto una master class en el Basque Culinary Center (BCC) sobre uno de los dos temas que me apasiona: la comunicación. Aunque le he dedicado cuatro décadas de mi vida, acudo con mariposas en el estómago, ya que en esta ocasión entre los alumnos se encuentran propietarios de restaurantes con estrella Michelín, así como cocineros de prestigio internacional. 

Preparando mi intervención investigo sus trayectorias: esforzadas, cambiantes, creativas, innovadoras, valientes, arriesgadas, persistentes... Sin duda se trata de un puñado de profesionales admirables a los que tendré el honor de conocer sentados en el aula 110 del BCC preparada con primor por el equipo de Idoia Calleja, la directora de másteres de la entidad.

Es la primera de tres jornadas. Mañana dispondremos de tres horas para abordar un tema tan abierto (y fascinante) como la comunicación. El gran desafío consiste en seleccionar las ideas-fuerza que resulten de extrema utilidad a los profesionales en activo para que puedan utilizarlas al día siguiente en el restaurante, la entrevista de radio, o la intervención en el congreso sectorial Diálogos de Cocina en el que yo misma participé como ponente en el año 2011 junto a Rojas Marcos, Toni Segarra, Mario Alonso Puig, Martin Seligman y  Luis Huete.






La comunicación tiene tres líneas de trabajo: con uno mismo, con los demás y con Dios. Con uno mismo: las "ideas limitantes" será lo primero que desestimemos lanzando a la papelera del aula creencias como: "... no se hablar bien..." "... nunca voy a poder comunicar..." "... soy muy tímida...", "... me bloqueo tan pronto me subo al estrado y veo que me observan doscientas personas...". El poder de la actitud, el llamado juego interior. 

Una vez que hayamos detectado esas limitaciones y desprendido de ellas, llegará el momento de comunicar para entenderse con los demás, porque somos animales sociales que nos relacionamos a través de la comunicación oral, escrita, gestual, tonal, en público, privado... Se dice que hasta un 90% de los problemas empresariales tienen que ver directa o indirectamente con la comunicación. 

Tres horas de master class no alcanzarán para ver el tema en toda su extensión pero dejarán un buen sabor de boca (como algunas de las mejores recetas) que nos llevarán a la segunda y tercera jornada de trabajo en el BCC, un entorno que propicia el aprendizaje ¡e inspira!



Texto resumido de mi intervención, titulada: La primera obligación de un jefe es no desmotivar.

sábado, 4 de mayo de 2019

Nueva Cultura de Empresa ¡Se puede medir!



Esta semana he participado en la presentación de Arraun, una encuesta que permite medir de una manera eficiente el grado de implantación de la nueva cultura de empresa (NCE) propiciada por Adegi desde el año 2010.




Para otorgar a la herramienta la versatilidad de usos que presenta hay que contextualizar la nueva cultura de empresa, un reiterado esfuerzo de la patronal guipuzcoana por impulsar el cambio en los modelos de gestión basado en un itinerario de ocho puntos: Proyecto Compartido + Valores + Confianza + Liderazgo + Información Transparente + Comunicación Interna + Participación en la Gestión + Participación en Resultados.

Como en todo proceso evolutivo primero fue sensibilizar de la necesidad de la "nueva cultura empresarial"; después hubo que poner en marcha programas formativos, cambios en las organizaciones y sesiones de coaching; a continuación hubo que observar si los cambios eran sostenibles. Finalmente había que medir hasta qué punto se habían  implantado las ocho palancas del cambio (itinerario). ¿Cómo? Con Arraun (*).




Arraun es una encuesta on line creada por el equipo de Adegi (en resonancia con la nueva cultura de empresa) que presenta cuatro ejes temáticos, un total de 28 preguntas, un uso tan fácil como tripadvisor y la posibilidad de cumplimentarla desde cualquier dispositivo (tablet, móvil, ordenador). Además blinda la confidencialidad de los trabajadores (o directivos) que participen en la encuesta y sólo exige siete minutos para completarla.

En mayo de 2019 una veintena de empresas han utilizado la encuesta. Aunque la muestra es pequeña, el resultado ha sido esperanzador ya que los algoritmos de Arraun han avalado la percepción subjetiva de los trabajadores. Una vez que la encuesta sea utilizada por más compañías se podrá establecer una comparativa entre las empresas del territorio y construir un listado de Best Place to Work. (**).

Finalmente la herramienta permite a los consultores realizar un certero y rápido diagnóstico previo a la intervención en una compañía que quiera funcionar con los parámetros de la nueva cultura de empresa.



(*) Arraun significa remo en euskera y simboliza la filosofía de la trainera en la que todos reman en la misma dirección.
(**)  El 16 de octubre de 2019 tendrá lugar en Adegi la feria de empleo en la que se presentarán las empresas guipuzcoanas más atractivas por su cultura basada en confianza, valores, transparencia...etc.

miércoles, 1 de mayo de 2019

Equipos ¿Para Qué?



En el año 2002 comencé una investigación a la que he dedicado la práctica totalidad de mis horas de vigilia. Cada descubrimiento -por pequeño que fuera- ha alentado mi pasión por un tema al que otorgo una misión trascendente: elevar el nivel de consciencia desde el que funcionan las organizaciones. 




Lo que pudiera parecer abstracto "el nivel de consciencia" es prerrequisito del liderazgo transformacional necesario para la construcción de equipos de trabajo en empresas que aspiren al objetivo dual: resultados y  satisfacción de los stakeholders (clientes, proveedores y trabajadores).

Sobre este eje pivota un persistente trabajo de consultoría, docencia y aportaciones mediáticas que -en los últimos diecisiete años- me ha permitido alcanzar algunas conclusiones sobre lo que contribuye al buen funcionamiento de un grupo de personas que en ocasiones funciona como equipo.

El corpus de mis aprendizajes sobre el terreno -las empresas que me contratan- pasados por el tamiz de lecturas y reflexiones se han materializado en un método que enseño a quién tenga genuino interés en aprender las numerosas variables que impactan de manera relevante en la construcción de un equipo. Como en todo, también hay Cara B: voy descubriendo los virus que destruyen los cimientos del sincero entendimiento entre profesionales que hace que aprendan a trabajar juntos en esa configuración a la que llamamos equipo.

¿Cuáles son los enemigos del trabajo en equipo? El ego que -siendo necesario- ha de estar supeditado al bien de la colectividad. Los grupúsculos o escisiones internas del equipo en silos de poder. La falta de honestidad que corroe los cimientos de la confianza sin la cual no se produce la magia del equipo y -finalmente por hoy- el miedo, porque donde hay miedo mueren las voces creativas, discrepantes, innovadoras y plenas de potencial. 

El ego, la falta de honestidad, los grupúsculos y el miedo son amenazas tan fuertes que pueden acabar con una próspera empresa. Donde hay humanos, consciencia, liderazgo transformacional y equipos ¡el límite es el cielo! Pero donde hay humanos y campan el ego, la falta de honestidad, los grupúsculos y el miedo ¡el límite es el infierno! 

Yo-Nosotros-Todo es un planteamiento evolutivo donde los equipos son la palanca que permite la transformación de las organizaciones y evitar tanto sufrimiento innecesario, una tarea plena de sentido ¿no les parece?


Formación relacionada con el tema pinchando aquí.
Post relacionado con el tema pinchando aquí.

domingo, 28 de abril de 2019

Peligros de la "Horizontalidad" en la Empresa



La semana pasada comencé un proyecto de consultoría en una pequeña y vigorosa empresa vasca. Pequeña por su facturación y número de trabajadores. Vigorosa porque desde hace veinte años cultivan una selecta cartera de clientes que cuidan con primor. 

El motivo de integrarme en el equipo es impulsar un cambio de paradigma que les permita conservar su ADN y crecer -en resonancia con la evolución del mercado-. Un desafío de mediana intensidad cuya primera toma de contacto consistió en una reunión de dos horas y media en la que participaron cuatro socios, dos empleados y el becario, algo que en una primera (y superficial) mirada puede parecer irrelevante y no lo es.


La jerarquía invertida -imposición de las bases
frente a la dirección- conlleva a veces riesgos irreversibles...



En empresa ninguna decisión es inocua se trate de una sociedad anónima, limitada o cooperativa. ¿Quién participa en un proceso de consultoría? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿A quién se contrata? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Cómo se premia y castiga? ¿Qué propuestas son tomadas en cuenta y cuáles rechazadas? ¿Por qué? ¿Para qué?

Sobre la mesa del despacho tengo el grueso volumen de la investigación realizada por la Universidad del País Vasco (Facultad de Económicas y Empresariales) que profundiza en las causas que llevaron al cierre de Fagor Electrodomésticos, una de las empresas emblemáticas del tejido industrial vasco. Aunque la cooperativa quebró hace cinco años, las causas que propiciaron su debacle afectan (en diverso grado) a la mayoría de las empresas por lo que merecen una reflexión-aprendizaje e inmediata corrección.

Resumo en unas líneas lo que la investigación señala como factores que impactaron de manera relevante en el cierre: el nepotismo (contratación de familiares con independencia de su cualificación, habilidades y competencias) + absentismo (que pasó del 4% a 8% en una década) + una política productiva de corte taylorista + una jerarquía inversa en la que un consejo social fuerte se impuso a un liderazgo débil que no se atrevió a tomar medidas necesarias e impopulares como el traslado de algunas línea de negocio a la filial en Polonia, la bajada de sueldos o la realización de horas extras no remuneradas.


La "horizontalidad" en la gestión empresarial es una moda 
que tiene ventajas ¡e inconvenientes! 


En una época en la que parece que la única cultura organizacional aceptable es la horizontal (todos opinamos de todo, con idéntico peso en la toma de decisiones) -jerarquía inversa- es peligroso omitir que junto a los múltiples derechos, la horizontalidad empresarial conlleva asumir riesgos, compromisos y responsabilidades compartidas.