miércoles, 13 de noviembre de 2019

Trabajadores del futuro: Know-Mads



Trabajo con personas en búsqueda activa de empleo. Ponemos mimo en cuidar la enorme oportunidad que representa el momento existencial de quien se encuentra en tránsito entre un trabajo y otro y -con frecuencia- entre una manera de plantearse la vida y otra.

Encajado con una mínima cobertura económica, lucidez y buen talante, el marco de referencia es parecido tanto si se trata de un cambio adaptativo (despido) como si se trata de un cambio intencional (renuncia voluntaria a una posición laboral consolidada). 

Cuando las personas llegan al despacho comenzamos por aplicar una mirada amable e integradora a la totalidad de su vida: salud, pareja, familia, hobbies, amigos...  En un primer momento el gran angular permite tomar perspectiva para aplicar más tarde una lupa de precisión en la búsqueda de una actividad remunerada a la que el profesional otorgue sentido.




Quizá por primera vez en su vida el profesional en desempleo descubre lo poco que sabe de sus hijos y lo abandonados que ha tenido a sus familiares y amigos. También es habitual que ponga consciencia en su cuerpo no solo como caja de resonancia de proyectos y objetivos empresariales, de fechas límite, toneladas y auditorías, sino como un frágil y efímero contenedor de la vida.

Esos y algunos otros descubrimientos conectados a tareas y lecturas que propongo van trazando un sendero cuajado de preguntas que llevan tiempo esperando una respuesta: ¿en qué soy bueno? ¿qué me gusta hacer? ¿qué necesita el mundo? ¿qué dones pueden transformarse en actividad remunerada?... 




Cuando el profesional lleva unas semanas en desempleo ha trazado una vida nueva que a veces tiene el aspecto de un arcoíris al que no quiere renunciar cuando vuelva a trabajar. Tiene claro que desea un empleo pero también una vida y para desconcierto de su entorno rechaza algunos empleos que atentan frontalmente con su anhelo de plenitud. 

Aunque no tengo la solución, me agrada el enfoque "know-mad" que yo misma practico desde el año 2002. Se trata de una mentalidad flexible, fluida y adaptable a diversas empresas a las que aportas valor proyecto a proyecto. El know-mad incluye a profesionales independientes, empresarios e intra-emprendedores y el dato cuantifica en un 45% de la fuerza laboral el número de personas que seremos nómadas del conocimiento en 2020. ¿Una alternativa a estudiar?



Contenidos relacionados:
Video de Nigel Marsh, consultor de management y emprendedor. Habla del equilibrio vida-trabajo. Duración 10 minutos.
Expansión, artículo del 8 de noviembre de 2019 titulado: Rechazar ofertas, el nuevo poder de los candidatos.
Libro Know-Mads, los trabajadores del futuro, de Raquel Roca. Editorial Lid.


domingo, 10 de noviembre de 2019

Comportamiento Laboral y Antropología



El padre de la psicología social y del trabajo, Kurt Lewin, dejó escrito que el comportamiento (también en el marco laboral) es la resultante del carácter por el entorno social, lo que integra el estatus económico de nuestra familia, el país de origen, las influencias intelectuales o ideológicas y también todos aquellos rasgos sociológicos (e incluso antropológicos) de nuestra generación.

En las últimas semanas trabajo en dos encargos similares de empresas diferentes. Una del sector de la automoción y otra del acero. Y -aunque entre ambas fábricas hay una distancia de cuatrocientos kilómetros- la situación es tan parecida que me parece frívolo atribuirlo al azar.

La dirección de ambas compañías desea preparar el relevo generacional de dos unidades de negocio de alta rentabilidad para lo que han seleccionado profesionales jóvenes (de treinta años) cuya prioridad es aprender el oficio de sus referentes (profesionales de cincuenta años) para poder descargarles de trabajo cuanto antes y sustituirles en el largo plazo.




Curiosamente los dos profesionales júnior (que no se conocen entre sí, ni saben de la existencia del otro) están haciendo mucho ruido con persistentes quejas a la dirección sobre sus referentes en cuanto al carácter, los valores, las formas, los tiempos,  los criterios, las prioridades... etc. Las disonancias han alcanzado semejante proporción que los directivos me ha contratado para solventar el dilema.

Seré radicalmente sintética y honesta. Lo que estoy encontrando es: por un lado, unos profesionales que atesoran mucho conocimiento, experiencia, resultados y mostrada lealtad a la compañía. Por otro, poco conocimiento y experiencia, mucha prisa y osadía e inexistente resiliencia. In short: me he acordado de Kurt Lewin y me ha parecido curiosa la viñeta de Flavita Banana en El País.



sábado, 2 de noviembre de 2019

Éxito Empresarial & Selección de Personas



Tiendo a pensar que (en las empresas) los problemas -y las soluciones- "entran" por la puerta de contratación. Sin embargo observo cierta inercia (casi desdén) al abordar procesos de selección de  candidatos, algo que me sorprende ya que propicia una cascada de efectos colaterales negativos para todas las partes implicadas.


La persona adecuada, en el momento adecuado
y en el lugar adecuado. Meredith Belbin, Oxford University.



Entre los efectos indeseados que provoca la elección de un profesional que no cuaja en una posición se encuentran: El desgaste interno de los equipos debido a la rotación + la reiterada inversión económica en busca de candidatos + fatiga en la búsqueda permanente de posiciones + infructuosos esfuerzos de transferencia de conocimiento que se pierde si finalmente el candidato no se queda en la compañía + frustración, ineficacia e ineficiencia.


Merece la pena reflexionar sobre el perfil que la empresa realmente necesita en un momento determinado de su historia y coyuntura. También sugiero mirar con respeto, curiosidad e interés los currículums de los candidatos y añadir unos gramos de empatía en las entrevistas de trabajo.