miércoles, 13 de noviembre de 2019

Trabajadores del futuro: Know-Mads



Trabajo con personas en búsqueda activa de empleo. Ponemos mimo en cuidar la enorme oportunidad que representa el momento existencial de quien se encuentra en tránsito entre un trabajo y otro y -con frecuencia- entre una manera de plantearse la vida y otra.

Encajado con una mínima cobertura económica, lucidez y buen talante, el marco de referencia es parecido tanto si se trata de un cambio adaptativo (despido) como si se trata de un cambio intencional (renuncia voluntaria a una posición laboral consolidada). 

Cuando las personas llegan al despacho comenzamos por aplicar una mirada amable e integradora a la totalidad de su vida: salud, pareja, familia, hobbies, amigos...  En un primer momento el gran angular permite tomar perspectiva para aplicar más tarde una lupa de precisión en la búsqueda de una actividad remunerada a la que el profesional otorgue sentido.




Quizá por primera vez en su vida el profesional en desempleo descubre lo poco que sabe de sus hijos y lo abandonados que ha tenido a sus familiares y amigos. También es habitual que ponga consciencia en su cuerpo no solo como caja de resonancia de proyectos y objetivos empresariales, de fechas límite, toneladas y auditorías, sino como un frágil y efímero contenedor de la vida.

Esos y algunos otros descubrimientos conectados a tareas y lecturas que propongo van trazando un sendero cuajado de preguntas que llevan tiempo esperando una respuesta: ¿en qué soy bueno? ¿qué me gusta hacer? ¿qué necesita el mundo? ¿qué dones pueden transformarse en actividad remunerada?... 




Cuando el profesional lleva unas semanas en desempleo ha trazado una vida nueva que a veces tiene el aspecto de un arcoíris al que no quiere renunciar cuando vuelva a trabajar. Tiene claro que desea un empleo pero también una vida y para desconcierto de su entorno rechaza algunos empleos que atentan frontalmente con su anhelo de plenitud. 

Aunque no tengo la solución, me agrada el enfoque "know-mad" que yo misma practico desde el año 2002. Se trata de una mentalidad flexible, fluida y adaptable a diversas empresas a las que aportas valor proyecto a proyecto. El know-mad incluye a profesionales independientes, empresarios e intra-emprendedores y el dato cuantifica en un 45% de la fuerza laboral el número de personas que seremos nómadas del conocimiento en 2020. ¿Una alternativa a estudiar?



Contenidos relacionados:
Video de Nigel Marsh, consultor de management y emprendedor. Habla del equilibrio vida-trabajo. Duración 10 minutos.
Expansión, artículo del 8 de noviembre de 2019 titulado: Rechazar ofertas, el nuevo poder de los candidatos.
Libro Know-Mads, los trabajadores del futuro, de Raquel Roca. Editorial Lid.


domingo, 10 de noviembre de 2019

Comportamiento Laboral y Antropología



El padre de la psicología social y del trabajo, Kurt Lewin, dejó escrito que el comportamiento (también en el marco laboral) es la resultante del carácter por el entorno social, lo que integra el estatus económico de nuestra familia, el país de origen, las influencias intelectuales o ideológicas y también todos aquellos rasgos sociológicos (e incluso antropológicos) de nuestra generación.

En las últimas semanas trabajo en dos encargos similares de empresas diferentes. Una del sector de la automoción y otra del acero. Y -aunque entre ambas fábricas hay una distancia de cuatrocientos kilómetros- la situación es tan parecida que me parece frívolo atribuirlo al azar.

La dirección de ambas compañías desea preparar el relevo generacional de dos unidades de negocio de alta rentabilidad para lo que han seleccionado profesionales jóvenes (de treinta años) cuya prioridad es aprender el oficio de sus referentes (profesionales de cincuenta años) para poder descargarles de trabajo cuanto antes y sustituirles en el largo plazo.




Curiosamente los dos profesionales júnior (que no se conocen entre sí, ni saben de la existencia del otro) están haciendo mucho ruido con persistentes quejas a la dirección sobre sus referentes en cuanto al carácter, los valores, las formas, los tiempos,  los criterios, las prioridades... etc. Las disonancias han alcanzado semejante proporción que los directivos me ha contratado para solventar el dilema.

Seré radicalmente sintética y honesta. Lo que estoy encontrando es: por un lado, unos profesionales que atesoran mucho conocimiento, experiencia, resultados y mostrada lealtad a la compañía. Por otro, poco conocimiento y experiencia, mucha prisa y osadía e inexistente resiliencia. In short: me he acordado de Kurt Lewin y me ha parecido curiosa la viñeta de Flavita Banana en El País.



sábado, 2 de noviembre de 2019

Éxito Empresarial & Selección de Personas



Tiendo a pensar que (en las empresas) los problemas -y las soluciones- "entran" por la puerta de contratación. Sin embargo observo cierta inercia (casi desdén) al abordar procesos de selección de  candidatos, algo que me sorprende ya que propicia una cascada de efectos colaterales negativos para todas las partes implicadas.


La persona adecuada, en el momento adecuado
y en el lugar adecuado. Meredith Belbin, Oxford University.



Entre los efectos indeseados que provoca la elección de un profesional que no cuaja en una posición se encuentran: El desgaste interno de los equipos debido a la rotación + la reiterada inversión económica en busca de candidatos + fatiga en la búsqueda permanente de posiciones + infructuosos esfuerzos de transferencia de conocimiento que se pierde si finalmente el candidato no se queda en la compañía + frustración, ineficacia e ineficiencia.


Merece la pena reflexionar sobre el perfil que la empresa realmente necesita en un momento determinado de su historia y coyuntura. También sugiero mirar con respeto, curiosidad e interés los currículums de los candidatos y añadir unos gramos de empatía en las entrevistas de trabajo.

lunes, 28 de octubre de 2019

2020 ¡este año, sí! Aterriza tus Sueños




Estos gansos recorren cada otoño miles de kilómetros. Avanzan en forma de V y como la posición en punta es agotadora, se turnan. De vez en cuando toman un pequeño descanso y aterrizan -momento en el que fue tomada la fotografía por John Roark en el río Snake (Idaho, Estados Unidos)-.




Los gansos se someten a enorme desgaste contra el viento, el frío, la nieve y los aviones con los que colisionan y mueren. Pero esos riesgos no les disuaden de su hazaña y avanzan hacia un destino que visualizan y persiguen cada año.

La metáfora con los humanos me sacude desde que me enamoré de la imagen y algunas preguntas acompañan mi reflexión: Los humanos ¿tenemos sueños o hemos perdido la capacidad de soñar? Los profesionales ¿sabemos hacia dónde nos dirigimos? ¿calculamos los riesgos? ¿estamos dispuestos a morir en el empeño? ¿relevamos a otro cuando está agotado asumiendo la posición punta? ¿tomamos de vez en cuando un descanso reparador?




Después de muchos años de acompañar a personas en el diseño y logro de sus objetivos alcanzo una conclusión provisional: lo más relevante es atreverse a soñar, saber exactamente lo que queremos y ponernos en marcha hacia ese destino. Aunque el enunciado es lógico y simple, no resulta tan sencillo visualizar la meta que aportará algunos gramos de felicidad (o sentido) a nuestra vida.

Obsesionada con este tema realizo un workshop al año. En esta ocasión será en San Sebastián el viernes 24 de enero de 2020. Edición única y limitada. Lo he titulado: 2020 ¡este año, sí! aterriza tus sueños. Se trata de un taller de autor que aportará método y en el que de manera juguetona abordaremos numerosas dinámicas que permitirán: descubrir nuestros sueños, transformarlos en objetivos y -finalmente- diseñar un plan de acción para alcanzarlos.

El coste del workshop es de 250 euros que incluyen la asistencia al taller, el almuerzo y un libro de referencia que seguirá acompañando a los participantes mucho tiempo después de la jornada. Matrícula abierta:   azucenavega_coach@yahoo.es


sábado, 19 de octubre de 2019

Recelar de las respuestas fáciles



Me resulta osado cambiar una coma al brillante speech de la escritora Siri Hustvedt en el discurso de entrega de los Premios "Princesa de Asturias" de las Letras 2019, razón por la que limito este post a la reproducción de dos párrafos con los que me identifico plenamente.

"... Ni la ciencia es elevada, intelectual y masculina, ni las artes y las humanidades son inferiores, emocionales y femeninas. Debemos aprender que la autoridad y la sabiduría vienen en muchos formatos, sexos, colores, formas y tamaños. Debemos aprender unos de otros y recapacitar...".




"... Los libros se encarnan. Las palabras se entretejen con nuestro cerebro y nuestras vísceras, nuestros gestos y nuestros sentimientos. Nos cambian. Los libros y las ideas pueden ser peligrosos, pueden enfermarnos o enloquecernos, y pueden proporcionar formas de salvación, una vía de escape del dolor. Pero debemos recelar de las emociones ramplonas, las respuestas fáciles y las fórmulas hechas que vienen en paquetes brillantes con la etiqueta de verdad...".


Discurso completo de Siri Hustvedt en la entrega de los Premios "Princesa de Asturias" de las Letras 2019.

jueves, 17 de octubre de 2019

Vivir tu vocación ¡puro gozo!



Ayer comencé el entrenamiento de un equipo nuevo en una entidad con la que colaboro desde hace cinco años.  El espacio es el mismo, las contraventanas siguen necesitando una mano de pintura, la sonrisa de Imaginarium volvió a acompañarme... pero algo fue diferente y cuando salí (al filo de las nueve de la noche) sentí tal gozo que casi necesité pellizcarme. 


Las emociones provocadas por el entrenamiento al nuevo equipo me llevaron a casa en volandas por senderos que recorrí lentamente ya que necesitaba procesar la magia de las personas cuando -estando juntas- son capaces de sostener el espacio, practicar una mirada blanda y una escucha respetuosa, compartir experiencias con sentido, desempolvar la curiosidad infantil, practicar un humor risueño, y preguntar más allá del marco referencial y del contexto. Dos palabras resumen el compendio de emociones que sentí: Gozo y agradecimiento.



Haz un trabajo que ames.
En su defecto, ama el trabajo que haces .
Y -en cualquier caso- permanece en sintonía con el universo.
Otto Scharmer. Teoría U. MIT.


Bajo la inspiración de esta pequeña "experiencia cumbre" intuyo que la próxima década será  apasionante por varias razones: la primera que deseo dejar un legado profesional, compendio y destilado de cuarenta años de vida laboral, en los que he tenido el enorme privilegio de aprender de algunos de los mejores referentes mundiales de variadas disciplinas. También he contado con clientes-empresa cuya confianza me han permitido llevar al terreno de juego (la fábrica o el despacho) conocimientos y experiencias con líderes y equipos de todos los sectores. Un lujo del que soy consciente y agradezco.





En segundo lugar, el desafío de la próxima década será apasionante porque conlleva un "más difícil todavía". Al ya exigente asunto de sobrevivir como emprendedora bonsái añado tres variables que sitúo al comienzo de mis prioridades: que el encargo me enamore, que haya ética, y que tengamos muchas posibilidades de pasarlo bien (aun cuando trabajemos duro y encaremos dificultades).


sábado, 12 de octubre de 2019

La hazaña de Kipchoge y su Equipo



El atleta keniano Kipchoge ha conseguido realizar un maratón de 42,195 kilómetros en menos de dos horas (1 hora, 59 minutos y 40 segundos), una hazaña jamás conseguida por los humanos. 

Se trata de una metáfora perfecta del trabajo en equipo ya que no ha alcanzado el éxito solo sino  acompañado de 41 liebres, atletas de élite que han puesto la totalidad de su talento, fortaleza, habilidades y complicidad al servicio de un objetivo: batir el récord mundial de maratón bajo la bandera de Kipchoge y el patrocinio de la marca Ineos que apostó por un sueño hoy hecho realidad. 




Analicemos la metáfora que permiten una extrapolación a los equipos industriales: en primer lugar, Kipchoge se ha subido a hombros de gigantes aceptando con humildad y realismo que la hazaña era imposible en solitario: se ha rodeado de los mejores atletas y ha sabido ganarse su admiración y respeto, dos características del liderazgo genuino.

En segundo lugar, semejante despliegue de esfuerzo sostenido, equipación técnica, dietistas, meteorólogos, chóferes, científicos, masajistas y un largo etc. no hubiese sido posible sin el apoyo del millonario británico Jim Ratcliffe a quien el propio Kipchoge convenció para que financiase el experimento en un enérgico ejercicio de "creer" (que era posible) para "crear" (un nuevo récord de la humanidad).




En tercer lugar, los atletas son conscientes de la interdependencia, se coordinan entre sí y cooperan al límite de su capacidad para obtener resultados exponenciales. La interdependencia, coordinación y cooperación son tres claves de los equipos funcionales.

Quizá sea casualidad, pero el atleta keniano es un hombre al que algunos familiares y amigos consideran un asceta ya que encarna un estilo de vida frugal con apenas distracciones o placeres ajenos a su oficio.

Para terminar, lo que da sentido -origen y logro- a la aventura de Kipchoge es la fuerza de un objetivo compartido que se atiene al acrónimo GROW (Sir John Whitmore) donde las opciones y el plan de acción han sido cuidadosa, estratégica y amorosamente planificados en cada detalle (climatología del país y la ciudad, altitud, época del año etc.).



GROW: Goal + Reality + Options + What, Where, When... etc.
Artículo en El País antes de la hazaña
Contexto en Marca entorno a la hazaña
Artículo un día después de la hazaña.