domingo, 1 de junio de 2014

La independencia y libertad de ¡emprender!


Domingo. Llueve en la bahía. Y al borde de un sendero emerge orgullosa y solitaria una de mis flores favoritas: la amapola. 

No puedo evitar registrar en la cámara su impacto para recordar algunos de sus valores: la independencia y la libertad, ya que no es posible reproducirla en cautiverio. Independencia y libertad son dos pulsiones que me acompañan hasta donde me alcanza la memoria.




Hace un rato me han escrito del periódico Berria para un reportaje que publicarán esta semana entorno al evento que tendrá lugar el viernes día 6 de este mes en el Espacio Lehiberri de Tolosa (Guipúzcoa) donde ofreceré una conferencia titulada Remando Juntos hacia un Objetivo Compartido: la Sociedad 4.0 

Finalmente he decidido que acudiré estilo low tech (baja tecnología) es decir sin power point pero... con mis artilugios simbólicos a los que llamo "cosificación" de abstracciones (ideas y propuestas) con la única pretensión de hacer amena mi intervención. Ciertamente estoy un poco inquieta porque acudirán muchos directivos, diversos representantes institucionales, y un puñado de mis clientes que me conocen en versión "entrenadora" y quieren descubrirme en versión "conferenciante". El caso es que que el rotativo me ha pedido algunas respuestas que comparto tal cual las he volcado al periodista.


- ¿Por qué te has convertido en emprendedora? (por vocación, empujada por la situación económica....)

Creo que siempre he sido emprendedora: cuando trabajaba por cuenta ajena y desde el año 2002 cuando abrí el primer despacho de Coaching Empresarial en el País Vasco. La "pulsión" emprendedora forma parte del carácter de una persona,  es una pasión por crear nuevas realidades, por aportar, allá donde estés. Por eso es posible hablar de intra-emprendizaje y también de emprendizaje.  En mi caso el salto de directiva de RTVE a emprendedora del entrenamiento empresarial se produjo por una búsqueda de libertad e independencia.


-¿Emprendedora cuándo? (qué aconsejarías a una persona recién titulada, ves necesario la experiencia laboral... a la hora de emprender?

En mi opinión uno ha de realizar un trabajo que ame. De esa pasión interna saldrá la fuerza, la resilencia y el coraje para sobreponerse a las dificultades inherentes a la vida y a los negocios que emergen en cualquier sector y a cualquier edad. Respecto a las "recetas" o "decálogos" recomiendo el Libro Negro del Emprendedor, de Fernando Trías de Bes.


- ¿qué has sacrificado para poner en marcha tu empresa?

Honestamente no siento haber sacrificado nada, aunque soy consciente de vivir como un caracol: con mi negocio a cuestas 24 horas al día 365 días al año. Cuando se trabaja como empresaria-bonsái nunca tienes resuelto el porvenir, hay que saber vivir con la incertidumbre e incluso disfrutar su alta exigencia para mantenerte atenta al mercado, a los clientes, a la innovación y al aprendizaje continuo.

Toda la información del evento previsto para el viernes día 6 de junio 2014 en Tolosa pinchando aquí.