jueves, 9 de abril de 2015

Contracorriente


Mientras la mayoría de los ciudadanos de más de cincuenta años no piensa sino en jubilarse, Barbara Beskind (la mujer de la fotografía) ha postulado a un puesto de trabajo a los noventa y un años y ha logrado la plaza entre ciento cincuenta candidatos que acudieron a la oferta de empleo de Ideo, la empresa de Silicon Valley que proyectó el primer ratón Apple.

Contracorriente. Esta mujer se apoya en dos bastones de esquí para desplazarse y transita por el mundo contracorriente ya que un clamor pro-jubilación invade el planeta como si el trabajo fuese una maldición, alguna clase de peste bucólica de la que huir con cincuenta mejor que con sesenta y con sesenta mejor que con setenta.

Y al igual que las especies en vías de extinción despiertan mi ternura, me inspiran las personas que nadan contracorriente mostrando modelos referenciales exóticos basados casi siempre en una determinación personal que se asienta en valores trascendentes como la creación de valor para el mundo, el afán por descubrir nuevas realidades o la insaciable curiosidad.




Hace unas semanas aprendí de mi amigo Sergio que la creatividad es la diversidad al cuadrado en alusión a los equipos de trabajo multidisciplinares que resultan más creativos (y con frecuencia más productivos) cuanta mayor diversidad de formación, carácter, género, nacionalidad ¡y edad! tengan. 


En los negocios, 
Creatividad = Diversidad al Cuadrado



"Ve a lo sencillo", recomienda Barbara Beskind
a sus compañeros de equipo en Silicon Valley.


Buscando el cumplimiento de un sueño que se remonta a los diez años, Barbara Beskind optó por escribir una carta en la que expresaba su deseo de incorporarse al equipo de diseñadores de Ideo y ese gesto cuajado de osadía fue el principio de una serie de entrevistas con David Kelley (fundador de la compañía) que fue superando hasta hacerse con el puesto desplazando a decenas de talentosos treinteañeros.

Sin duda esta mujer es una rareza. También una muestra de lo que consiguen el tesón, la determinación y curiosidad, así como una fuente de inspiración para que busquemos el cumplimiento de nuestro sueños y sigamos siendo creativos -y productivos- mientras gocemos del privilegio de estar vivos. 

Es curioso un detalle que aprecian los jóvenes compañeros del equipo de trabajo de Beskind: "... Barbara tiene una enorme facilidad para experimentar cualquier idea por alocada que parezca y su lema es no te compliques, ve a lo sencillo...".

Finalmente esta exprofesora afirma que lo que le mueve cada día a saltar de la cama es la posibilidad de resolver problemas concretos diseñando cualquier tipo de artilugio que pueda ser de utilidad... Ver vídeo-entrevista del  Huffingtonpost pinchando aquí.