lunes, 10 de octubre de 2022

Lo British coloniza Madrid


A finales de este mes pasaré una semana impartiendo formación en Madrid, una ciudad que me produce al mismo tiempo fascinación y vértigo.

Fascinación por la cantidad de tiendas, galerías de arte, museos, parques, cines, restaurantes, librerías, espectáculos... una sobredosis de casi todo para quienes estamos acostumbrados a vivir en ciudades del norte. Conocido es el dicho: "... de Madrid... ¡al cielo!...". 

Vértigo por su intensidad, velocidad y ruido. Acostumbrada a vivir en ciudades de trescientos mil habitantes (Bilbao y San Sebastián) los más de tres millones de ciudadanos empadronados en la capital sobrecoge.




Así que preparo con primor no solo los contenidos que impartiré en la formación a una veintena de profesionales de la sanidad pública, sino los detalles de mi estancia en Madrid. 

Dado que las jornadas se desarrollarán en una céntrica y luminosa sala situada en calle más emblemática de la capital española (la Gran Vía) y que ocuparán la práctica totalidad de mis días, busco un alojamiento cercano y encuentro el Innside Madrid. Ahí comienza la constatación de que el 65% de los establecimientos que ocupan la Gran Vía tienen nombres ingleses como asegura un reciente estudio del que se hace eco el rotativo El País.




La lingüista e investigadora de la Uned, Elena Álvarez Mellado, afirma que "... se considera el inglés como una lengua de prestigio y que una bakery es más molona y permite precios más altos que una panadería...". En fin, que a partir de ahora habrá que decir:  "... From Madrid... to the heaven...! Ya les contaré.

No hay comentarios: