sábado, 30 de enero de 2016

Autenticidad y Presencia con Arawana


En Madrid. Dispongo de media hora. Necesito escribir o la caja de confettis estallará dentro de mí con toda la fuerza de contiene. ¿De qué hablo? De la experiencia vivida durante dos días que pudieran ser dos meses, dos eternidades, dos planos temporales, dos interfaces o -probablemente- la intersección poliédrica de Má, término japonés que Arawana Hayashi ha citado.




Un pretexto: explorar la autenticidad. Un manual: Liderazgo, Presencia y Corporalidad (creado por Javier Ruíz). Un lugar en Madrid y una promotora: María Carrascal.

Un hermoso plenario de hombres y mujeres llegados desde de diversos lugares de la geografía española: Granada, Vitoria, Bilbao, San Sebastián... así como de Estados Unidos, Munich y Portugal. Veinticinco y un tambor, una caja de resonancia en la que el espacio es el protagonista del aprendizaje compartido, de la experiencia de creación de leves señales que apuntan hacia el futuro que emerge en el horizonte del mañana que anhelamos mejore el hoy imperfecto y sufriente llamado "disfuncional".




Pero volvamos a la experiencia que -multiplicada por el caleidoscopio de la percepción individual- aprende de lo que la profesora del Presencing Institute sugiere, muestra e invita a experimentar a través de la corporalidad que se expresa en el espacio representando figuras simbólicas que aportan un paso -uno sólo- en la dirección del siguiente movimiento sin aspirar a la solución de los problemas. ¡Inquietante!




Disparado su enraizado conocimiento y búsqueda sostenida de significado en los individuos, los equipos y las organizaciones, los confettis flotan dentro de mi, y sus intensos colores necesitan ser compartidos. Antes he tomarme un respiro hecho de silencio y después -a su tiempo, forma y manera- irán cayendo gracilmente a la tierra donde el último movimiento consistirá transformar el aprendizaje en algo útil para el mundo.



Continuará.       

4 comentarios:

Eli Fisas dijo...

Un compañero de hoy al q ya le vivo, siento y guardo dentro y suelto con desapego, me ha hecho este regalo...
Que viaje insospechado por el bosque animado de una escultura llena de miedos y zozobras a un lugar inaudito de calma y esperanza. HERMOSO.
Un abrazo guardiana de mi alma.

Azucena Vega Amuchástegui dijo...

La poesía se ha incorporado a nuestro ADN, tras este fin de semana en Madrid, Eli. Gracias por asomarte al blog.

m'angel dinamik dijo...

More & more intimate silent pores of profound meetings. 'ma'

Azucena Vega Amuchástegui dijo...

Absolutely, M´angel! Ha sido precioso coincidir ¡también en Madrid-Arawana! Gracias por asomarte al blog ¡¡un lujo para mi! Gracias.